1 de enero del 2016 00:00

Álvaro lo consigue todo en internet

Álvaro López, de 27 años, es desarrollador de software. Desde hace un año trabaja en la empresa Devsu, en Quito. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Álvaro López, de 27 años, es desarrollador de software. Desde hace un año trabaja en la empresa Devsu, en Quito. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Arturo Torres
Macroeditor (I)
atorres@elcomercio.com

Desde pequeño, Álvaro López fue atrapado por la tecnología.

Navega en Internet como un marino experimentado. A diario se sumerge en Google y Facebook, dos de sus plataformas favoritas para buscar lo que necesita: entretenimiento e información.

“Las posibilidades son prácticamente ilimitadas; en las redes sociales es superfácil encontrar cualquier tipo de diversión para todas las edades, especialmente se puede estar al tanto de eventos que organiza tu círculo de amigos, todos están conectados”, comenta López, quien es el segundo de tres hermanos.

López nació en 1988, cuando en el planeta se estaba consolidando la primera red internacional, que luego dio paso a la creación del servicio web, que conectó a millones de personas desde sus casas y oficinas. Fue un desarrollo vertiginoso que se originó en 1969 en Estados Unidos.

A mediados de los noventa comenzó el gran ‘boom’ de Internet que despuntó el comercio, los negocios financieros y, sobre todo, el entretenimiento.

Cuando López quiere tener detalles e información sobre cualquier evento, lo primero que hace es ‘googlear’. Es una especie de reflejo condicionado que en segundos lo traslada a un mar de información. Dos de sus actividades favoritas son los conciertos y las exposiciones. “Como tengo un grupo de amigos con los mismos intereses también es muy probable que uno de ellos publique algo que me interesa en su muro de Facebook”.

Una de sus debilidades es la comida. Su afición es conocer nuevos restaurantes, disfruta la experiencia de degustar sabores distintos, poco conocidos. “A través de las redes he descubierto muy buenos restaurantes, con precios muy convenientes”.

Para mantenerse en forma, López, quien es fornido y mide 1,83 m, acude semanalmente al gimnasio Phisique, en Quito, donde practica distintas rutinas de cardio y pesas. Se enteró de todos sus servicios a través de su portal de Internet.

En Ecuador, los usuarios de la red se involucran más en los contenidos asociados a entretenimiento y deportes, según la última encuesta Wave 8, realizada por la firma UM Curiosity Works. La mayoría de los cibernautas son jóvenes, entre 16 y 24 años. La tendencia es mantener una conexión más permanente o siempre disponible, desde cualquier móvil o aplicación para tener información en tiempo real.

Crear aplicaciones para teléfonos inteligentes es una de las especialidades de López, quien a sus 27 años es desarrollador de software y trabaja para la empresa ecuatoriana Devsu, que también tiene sucursales en Virginia y Nueva York, en Estados Unidos. Sus conocimientos en programación le han permitido diseñar sistemas y bases de datos en su compañía, donde labora
desde hace un año.

Alterna su ocupación con el estudio: está por graduarse en Ingeniería de Sistemas en la Universidad Católica. Un puntal en su etapa de aprendizaje fueron sus estudios previos, durante cuatro años, en Francia en la universidad Tolouse III Paul Sabatier. En ese centro siguió informática fundamental, que es la parte teórica de la ingeniería en sistemas.

A su regreso de Francia retomó sus estudios y consiguió su primer trabajo como programador en la empresa Expertweb. Entonces su jefe fue Marcelo Arroyo, quien destaca su creatividad para encontrar respuestas a problemas de programación y su afición a las innovaciones tecnológicas. “Los programadores se enfrentan a problemas nuevos y Álvaro resolvía cualquier dilema con mucha eficiencia y creatividad, siempre estaba investigando nuevas posibilidades”.

Precisamente para perfeccionar sus conocimientos a través de la Red, una de sus plataformas preferidas es YouTube, donde López observa videos de conferencias y seminarios de programación como Adroid Dev Summit, que se realizó hace poco.

Otra actividad creciente en la Red son los videojuegos, que también se cuentan entre las aficiones de López. En su tiempo libre, él se conecta a Counter Strike: Global Offensive para jugar con diferentes personas ubicadas en otras ciudades o países. En esta modalidad de acción en primera persona el jugador se enfrenta a tiros con su arma virtual a un equipo de terroristas. Aunque el juego en línea es envolvente, López también prefiere probar un poco de realidad practicando paintball, donde junto con sus amigos da rienda suelta a su habilidad de francotirador, que ha ido perfeccionado en el teclado de su computador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (3)