23 de septiembre de 2015 14:55

Alumnos de la UDLA cuentan con certificación de universidad italiana

Serena Selva, representante de la Nuova Accademia di Belle Arti Milano (NABA), junto al decano de arquitecto Mauricio Moreno, decano de la Facultad de Arquitectura de la UDLA. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO.

Serena Selva, representante de la Nuova Accademia di Belle Arti Milano (NABA), junto al arquitecto Mauricio Moreno, decano de la Facultad de Arquitectura y Diseño de la UDLA. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 4
José Guaygua

El pasado viernes, 23 profesores de la escuela de Diseño de Productos y de Arquitectura Interior de la Universidad de las Américas (UDLA) culminaron una capacitación, dictada por instructores de la Nuova Accademia di Belle Arti Milano (NABA).

Desde 2012, este centro educativo ecuatoriano firmó una cooperación con la universidad NABA que, según su representante, Serena Selva, es la escuela de diseño privada más grande en ese país.

Como parte de la alianza los alumnos de la UDLA reciben la certificación internacional NABA, pues en cada semestre -ocho en total- reciben una materia con esa metodología. Es decir que ese título avala su conocimiento sobre el diseño italiano, uno de los más reconocidos del mundo.

El arquitecto Mauricio Moreno, decano de la Facultad de Arquitectura y Diseño de la UDLA, asegura que ahora los 23 docentes nacionales están capacitados para dictar la cátedra de diseño, tal cual lo hacen sus pares en Italia.

130 estudiantes locales aprenden cómo abordar los problemas y cómo resolverlos, según los métodos de la NABA. Una de las ideas es enlazar las tendencias italianas con las locales. Para ello, Serena Selva, representante de la NABA, asegura que se imparte un programa de tres etapas, a los largo de la carrera.

La primera consiste en clases únicamente de diseño italiano. Luego viene la fase de diseño ecuatoriano y, al final, el período de ‘aprender haciéndolo’, en el que se interrelación ambas corrientes.

Los graduados tienen capacidad de proyectar productos madereros, metalmecánicos, plásticos... con una mayor calidad y mejor eficiencia, a la vez que se optimizan los procesos productivos. La idea es promover el desarrollo de prototipos locales, en lugar de comprar patentes extranjeras.

Por lo pronto tienen acercamientos con importantes empresas como Franz Viegener (FV), Edesa, entre otras, para iniciar estudios de investigación conjuntos con la metodología de NABA, posicionada entre las 10 escuelas más importantes del diseño en el mundo, según Moreno.

En la capacitación, transmitida por instructores italianos, también se incluyeron a alumnos de primer nivel y del último semestre, quienes se convierten en la primera promoción en obtener el diploma NABA.

Durante el curso, los universitarios recibieron conocimientos teóricos y prácticos. La actividad más interesante fue el Workshop denominado ‘What is design process’. En esta debieron crear una cámara fotográfica con materiales básicos como: libro blanco, carretes de hilo, cuerda (papel o tela), residuos de tejido, revistas, periódicos, cinta adhesiva, tijera, agujas...

No obstante, el desafío radicó en construir esta máquina sin alguno de los elementos, pues para el ejercicio los instructores retiraron uno. Fue un verdadero desafío a la creatividad y capacidad de adaptación frente a los improvistos que plantea un proyecto nuevo.

Aparte de la UDLA, en Ecuador, este programa únicamente se da en universidades de México, Costa Rica, Panamá, Honduras y Chile, parte de la Red Educacional Laurate.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)