26 de julio de 2017 20:28

38 alumnos con enfermedades catastróficas se graduaron este año en las aulas hospitalarias

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Diego Bravo

Un grupo de 38 alumnos con enfermedades catastróficas, del régimen Sierra-Amazonía, culminaron el bachillerato en este año lectivo. De ellos, nueve se incorporaron la tarde de este miércoles 26 de julio del 2017 en el Hospital Carlos Andrade Marín de Quito (HCAM) del IESS.

Ellos se formaron en el Programa de Atención Educativa Hospitalaria, implementado por el Ministerio de Educación para garantizar los estudios de los jóvenes que no pueden ir a clases por estar hospitalizados. Los nueve chicos estudiaron en las aulas del HCAM que funcionan desde hace más de un año.

Desde el 23 de mayo del 2016, el aula hospitalaria acogió a 710 niños. De ellos, 97% están reinsertados a sus escuelas. También se asesoró a 132 instituciones y realizó 37 evaluaciones psicopedagógicas.

En el Ministerio de Educación se explicó que las materias y contenidos que estudian los alumnos bajo este programa, se desarrollan a la par de lo que reciben en los centros en donde se educan de modo formal. La idea es que no exista un desfase académico por ingresar a un centro asistencial, ni que se desvinculen del contexto educativo de los compañeros.

Uno de los chicos que se graduó esta tarde es Marlon Q., de 17 años, del Colegio Nelson Torres de Cayambe. Contrajo leucemia y estuvo bajo tratamiento un mes en el Carlos Andrade Marín. Ahora que terminó la secundaria, su objetivo es ingresar a la Universidad Central para estudiar Ingeniería Informática. “Mi familia me ha apoyado mucho”.

En el examen Ser Bachiller obtuvo 736 puntos. Si es que esa nota no le alcanza para ingresar a ese centro superior, se inscribirá en un curso preuniversitario y rendirá la próxima prueba.

Lo mismo pasa con Carla Cueva, de 18 años, bachiller del Colegio Técnico Experimental de Aviación Civil y que siguió el último año de estudios en las aulas del HCAM. Cuenta que, hace dos años, sufrió un accidente de tránsito que le causó lesiones en su pierna derecha. Estas se complicaron y tuvo que ser internada en el centro asistencial.

Ella no quería perder el año por la hospitalización. “Me sirvió mucho haber estudiado un mes acá y lo que mis profesores del colegio coordinaron las tareas y me mandaban trabajos. Lo mismo que hacían mis compañeros en el aula lo realizaba yo, pero en el HCAM”, cuenta.

Quiere estudiar Medicina en la Central. En la evaluación Ser Bachiller obtuvo 811 puntos. Si es que no accede a un cupo, se inscribirá en un instituto preuniversitario.

Según datos del Ministerio de Educación, el presupuesto otorgado para las aulas hospitalarias es de USD 2,8 millones. En los últimos dos años ha beneficiado a 13 266 chicos a escala nacional.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)