18 de May de 2010 00:00

Un alto por el Día Mundial en contra de la Homofobia

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Desde pequeño lo percibió. En el juego del papá y la mamá se sentía más cómodo expresando la sensibilidad materna, ese lado femenino. El costo de aquello fue soportar la discriminación de su familia, de sus amigos, de los conocidos... Ayer, junto al Palacio de Justicia de Guayaquil, Ismael Anastasio elevó su pensamiento en un cartel: “La homosexualidad no es el problema, la homofobia sí”. La frase marcó el plantón por el Día Mundial contra la Homofobia que organizaron varios grupos GLBTT (gays, lesbianas, bisexuales, transexuales y transgéneros). En medio de la multitud que copaba la acera con el cambio del semáforo en la 9 de Octubre, Ismael repartió folletos sobre la tolerancia. Siempre mostró su sonrisa, pese al rechazo de presurosos y de quienes lo esquivaban. “La sociedad debe aceptarnos, porque no le hacemos daño a nadie”, dijo. Cerca, con la ayuda de un megáfono, Óscar Ugarte, del grupo Diverso Ecuador, llamaba la atención de los transeúntes. “Desde un chiste hasta los asesinatos de las compañeras trans, esa es la homofobia. Hay cerca de 50 procesos por crímenes de odio en contra de transgéneros desde el 2000 en el país. Pero ni siquiera se han iniciado”. El vaivén se hacía más intenso al mediodía, cuando Lía Burbano, del movimiento lésbico Mujer y Mujer tomó el altavoz. “No somos maleantes ni pecadores ni enfermos”, repetía la mujer de cabello corto y ensortijado. Ella conoce bien esos calificativos, porque los vivió. Buscó la ayuda de la fe para emendar su supuesto pecado. Acudió a psicólogos para curar la ‘enfermedad’ que siente desde los 15 años. Al final, lo descubrió. “No hay cura, porque no es enfermedad...”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)