3 de noviembre de 2015 13:38

Cada latinoamericano desperdicia 223 kilos de alimentos por año

Los alimentos se desperdician durante la comercialización y el consumo, por quienes deciden desecharlos cuando aún tienen valor. Foto: Pixabay.

Los alimentos se desperdician durante la comercialización y el consumo, por quienes deciden desecharlos cuando aún tienen valor. Foto: Pixabay.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia AFP

Cada latinoamericano desperdicia 223 kg de alimentos por año, equivalentes a unas 127 toneladas, una cantidad que los países se comprometieron a reducir a la mitad al año 2030, informó este martes 3 de noviembre de 2015 la FAO.

En América Latina y el Caribe “las pérdidas y desperdicios de alimentos per cápita alcanzan los 223 kg al año”, una cifra que se quiere bajar a la mitad a través de una nueva Alianza Regional para la Reducción de Pérdidas y Desperdicios de Alimentos", indicó la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la agricultura (FAO), cuya sede regional está en Santiago (Chile).

"Con los alimentos que se desperdician sólo a nivel de la venta al detalle se podrían satisfacer las necesidades alimenticias de todas las personas que actualmente sufren hambre en nuestra región", explicó Raúl Benítez, representante regional de la FAO, citado en el comunicado de prensa.

De acuerdo a datos de la FAO, la proporción de personas que padecen hambre en América Latina y el Caribe se redujo del 14,7% al 5,5% desde 1990, equivalentes a unas 34,3 millones de habitantes.

"Erradicar el hambre requiere que eliminemos los desperdicios de alimentos y transitemos hacia un futuro donde los sistemas agroalimentarios sean sostenibles, inclusivos y eficientes", agregó Benítez.

De acuerdo a la FAO, los "alimentos se pierden durante la producción, poscosecha, almacenamiento y transporte; y se desperdician durante la comercialización y el consumo, por quienes deciden desecharlos cuando aún tienen valor".

Del total de pérdidas, un 30% corresponde a cereales, un 20% a productos lácteos, 35% a pescado y un 45% a frutas y hortalizas.

Dentro de la estrategia para reducir el número de alimentos desperdiciados, se acordaron una serie de acciones inmediatas, como la creación de comités nacionales y locales y estrategias a nivel gubernamental para la formulación de políticas públicas sobre este tema.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)