14 de noviembre de 2014 12:05

Un buen desayuno reduce el riesgo de diabetes tipo 2

La recomendación de los expertos es elegir alimentos que no contengan azúcares añadidas. Foto: Freeimages.com

La recomendación de los expertos es elegir alimentos que no contengan azúcares añadidas. Foto: Freeimages.com

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 3
El Mercurio de Chile
Logo GDA

Elegir los alimentos adecuados ayuda a regular el apetito y el peso corporal, factores clave para prevenir la enfermedad. Y comenzar bien quiere decir sentarse a tomar un desayuno saludable.

La recomendación es elegir alimentos que no contengan azúcares añadidas, ricos en fibra y que incluyan proteínas magras. Con esto, afirma la FID, "se ayuda a prevenir la aparición de diabetes tipo 2 -que se asocia a obesidad y sedentarismo- y se consigue controlar todos los tipos de diabetes".

Para quienes no tienen diabetes, un desayuno saludable "permite regular mejor el apetito y el peso corporal, factores clave en la prevención de la diabetes", dice el doctor Felipe Pollak, profesor del Depto. de Nutrición, Diabetes y Metabolismo de la U. Católica de Perú.

"Muchos estudios muestran que quienes no toman desayuno tienen más hambre durante el día y comen en forma más desordenada. Los pacientes que consultan por sobrepeso u obesidad suelen reportar que toman desayuno a la rápida o no toman", ilustra.

Elegir bien

En personas con diabetes, en tanto, "un desayuno sano evita el riesgo de hipoglicemia o baja de azúcar en la sangre que se produce tras haber pasado toda una noche en ayuno y cuyas consecuencias van desde un menor rendimiento hasta la muerte", explica la doctora María Loreto Aguirre, directora ejecutiva de la Asociación de Diabéticos de Chile (ADICh).

La selección de alimentos a lo largo del día también es importante. Los alimentos endulzados, por ejemplo, son un riesgo, especialmente los procesados. "Un alto consumo de fructosa, que se usa como endulzante en la industria alimentaria, se asocia a resistencia a la insulina, trastornos en los lípidos y diabetes", advierte Pollak.

La FID propone comer al menos tres raciones de fruta fresca al día y tres de verduras. Consumir frutos secos como colación, preferir carnes blancas y magras y privilegiar pastas, arroz, pan y cereales integrales, pues tienden a producir menores elevaciones de insulina que los blancos o refinados.

Un estudio finlandés sobre prevención de diabetes, dice Pollak, determinó que en personas con sobrepeso y prediabetes los cuatro factores con mayor impacto en la reducción del riesgo de desarrollar la enfermedad fueron la baja de peso, la ingesta de alimentos ricos en fibra (vegetales, semillas, cereales integrales), la restricción de grasas saturadas (leche entera, mantequilla, embutidos y carnes de cerdo, cordero y vacuno) y el ejercicio regular 150 minutos a la semana.

De hecho, según la FID, un estilo de vida saludable podría prevenir o retrasar más de 70% de los casos de diabetes tipo 2.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (0)