26 de agosto de 2014 13:40

Alexandra Cedeño transmuta la placenta humana en arte

Una de las obras de la artista plástica ecuatoriana Alexandra Cedeño, hecha con placenta humana y que hace parte de la exposición "Transmutaciones", que se exhibe actualmente en Guayaquil. Foto: EFE.

Una de las obras de la artista plástica ecuatoriana Alexandra Cedeño, hecha con placenta humana y que hace parte de la exposición "Transmutaciones", que se exhibe actualmente en Guayaquil. Foto: EFE.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 7
Contento 0
EFE
Ecuador

La artista plástica ecuatoriana Alexandra Cedeño ha hecho de la placenta humana su materia prima para crear objetos y obras de arte como las que va a presentar en la exposición 'Transmutaciones' en Guayaquil a partir de este mes.

A lo que la Real Academia de la Lengua define como "órgano intermediario durante la gestación entre la madre y el feto, que se adhiere a la superficie interior del útero y del que nace el cordón umbilical", Cedeño le agrega otra acepción: "funda mágica, el papel de regalo en el que llegamos" al mundo.

Los conocimientos que heredó de su padre, un curtidor de pieles, le han ayudado a Cedeño a convertir la placenta humana en toda clase de objetos y obras de arte.

Uno de esas creaciones es lo que Cedeño, que hace cuatro años comenzó a procesar la placenta que le suministran algunas madres y también médicos amigos, llama la "funda mágica", una camisa hecha enteramente con lo que para muchos es solo un desecho biológico.

También ha hecho por encargo de madres que guardaron la placenta después de dar a luz billeteras, portarretratos, joyeros y estuches para guardar lápices.

A sus 51 años, Cedeño, profesional de la bioquímica y de artes visuales y plásticas, recordó en una entrevista  que los primeros meses fueron "muy difíciles" para la obtención de la placenta pero ahora la consigue con mayor facilidad, porque ya se conoce su trabajo.

Una de las obras de la artista plástica ecuatoriana Alexandra Cedeño. Foto: EFE.

Una de las obras de la artista plástica ecuatoriana Alexandra Cedeño. Foto: EFE.

La artista cifra en unas 500 las placentas utilizadas hasta el momento.

Tras recibir la placenta humana, la limpia y procesa con químicos hasta obtener una especie de pergamino sobre el cual trabaja sus obras.

'Transmutaciones', la cuarta exposición en la que participa Cedeño, entre colectivas e individuales, es para la artista una referencia al cambio y la transformación, conceptos que comparte con los otros dos artistas que presentan obras, Patricio Barberán y David Orbea, que trabajan en piedra y con pintura.

Los tres creadores, "en sus procesos de producción artística individuales, han encontrado un punto de convergencia para presentar una muestra en conjunto, donde la mutación y la reestructuración son el tema de exploración", señalan los organizadores de la muestra.

Añaden que es bajo este concepto que Cedeño y Barberán, con el manejo de elementos naturales como son la piedra y la placenta, "reflejan los diferentes amarres y ataduras que las personas adquieren en sus vidas y, a su vez, mediante sus obras buscan generar una conciencia de liberación y regresar a la esencia del ser humano".

Las once piezas que presentan los tres artistas se exhibirán desde el próximo 28 de agosto hasta el 13 de septiembre en el Museo Municipal de Guayaquil.

Con 'Transmutaciones' quieren mostrar que el acto de cambiar algo en otra cosa "es una proclama de pare y un llamado a revisar desde el origen el orden de las prioridades, con el objetivo de crear uno nuevo", dice Cedeño.

La artista, consciente de que hay quienes pueden considerar "repugnante" el uso de la placenta humana para la elaboración de piezas artísticas, asegura que para ella es algo "místico" pues "allí se ha generado una vida".

"Para mi es muy placentero elaborar estas obras porque es un enlace no sólo material sino también mental y de convivencia, algo subjetivo", apuntó Cedeño.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)