21 de December de 2010 00:00

Alerta sanitaria en Imbabura por el virus de la influenza A

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacs. Sierra Norte y Sociedad

Las autoridades sanitarias de Imbabura confirmaron que cuatro personas se contagiaron con el virus de influenza A, en la provincia. Se analiza si podrían ser de la cepa AH1N1.

Según Yu Ling Reascos, directora provincial de Salud, se pidió un primer análisis al Instituto Izquieta Pérez de Quito y se confirmó la presencia del virus A. Tres de ellos están bajo observación en el hospital San Vicente de Paúl de Ibarra y otro fue trasladado a Quito. Este último se encuentra en estado grave en el área de cuidados intensivos del hospital Eugenio Espejo.

Reascos dijo que se enviaron nuevas muestras de los afectados al laboratorio del Izquieta Pérez, en Guayaquil, para confirmar si se trata de la influenza AH1N1.

Marcelo Chiriboga, del Izquieta Pérez, dijo que hoy por la tarde estarán listos los resultados y que serán remitidos a la Dirección Nacional de Salud.

En Imbabura se habla de al menos 77 sospechosos más de poseer el virus A, aseguró Reascos. Estas personas, que tuvieron contacto con los pacientes, se encuentran en aislamiento.

Entre los afectados están 38 internos del Centro de Detención Provisional de Imbabura, que habrían estado en contacto con dos de los pacientes.

El Comité de influenza AH1N1, que declaró la alerta sanitaria en Imbabura, el viernes último, anunció que desde hoy se inicia una campaña de vacunación. Se aplicarán 12 000 dosis a personas mayores de 65 años. Este medicamento está direccionado a combatir las influenzas AH1N1, AH3N2 y Brisbane. Estos son los virus que están circulando en el mundo y han causado la mayor cantidad de víctimas mortales.

La vacunación a niños, comenzará desde enero y será gratuita. Se distribuirá en todos los establecimientos de salud pública del país, pero por la emergencia declarada las primeras dosis se colocarán en Imbabura.

La titular de salud provincial aclaró que las personas que ya recibieron una vacuna contra la influenza AH1N1 el año pasado deben obligatoriamente volver a colocarse la dosis. La razón: el virus muta de forma permanente y se vuelve más resistente. Las fórmulas médicas también deben actualizarse para generar nuevas defensas para el cuerpo.

Luis Flor, líder de vigilancia epidemiológica nacional del Ministerio de Salud Pública, recomendó a la ciudadanía no automedicarse cuando se tiene síntomas de gripes, porque eso esconde el ataque de los virus y no deja de prevenir el contagio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)