16 de April de 2013 00:02

La alergia al látex ya no es problema

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El látex o goma natural es una proteína vegetal y constituye la materia prima de más de 40 000 productos que se utilizan en la vida cotidiana y en el medio hospitalario. Pero existen algunas personas que tienen un mayor riesgo de presentar reacciones alérgicas al estar en constante contacto con este elemento.

Por ejemplo, los profesionales que usan guantes de látex durante largos períodos (sanitarios, construcción, limpieza, manipuladores de alimentos) están entre los grupos de riesgo, al igual que los pacientes sometidos a múltiples cirugías por enfermedades congénitas.

El mes pasado, el Hospital Metropolitano se enfrentó a esta realidad, al tener entre sus pacientes una niña de 13 años con mielomeningocele, un defecto de nacimiento en el que la columna vertebral y el conducto raquídeo no se cierran antes del nacimiento, y que al haber pasado por múltiples intervenciones quirúrgicas, desde sus primeros años de vida desarrolló alergia al látex.

Paúl Astudillo, cirujano pediatra, explica que las reacciones en una persona con alergia a este material pueden ser diversas e ir desde una urticaria local (picazón y enrojecimiento de la piel), hasta un shock llamado anafiláctico, que puede causar un paro respiratorio.

En el caso de la niña de 13 años, que necesitaba una operación urgente porque su vejiga no funcionaba adecuadamente, la manifestación alérgica era de las más graves.

Ante esta situación, Astudillo se reunió con las autoridades del Hospital Metropolitano y les mostró los protocolos que se seguían internacionalmente en una cirugía libre de látex.

La institución decidió afrontar este desafío. Entonces el personal de todas las áreas trabajó en conjunto para que la intervención fuera exitosa.

Se implementó un plan de manejo en el que fue indispensable eliminar todos los insumos con látex. Las sondas debían ser de silicona o poliuretano, un material de calidad pero sin la misma flexibilidad ni suavidad.

Igual sucedió con los guantes quirúrgicos, mascarillas, trajes de los médicos y con todo aquello que tuviera en su composición esta clase de material.

La mayoría de elementos tuvieron que adquirirlos en casas comerciales de Estados Unidos, cuyos productos tienen certificación libre de látex.

Los nutricionistas también tuvieron que diseñar dietas especiales, porque otra de las características de esta alergia es la reacción cruzada con alimentos de origen vegetal como la piña o el kiwi.

El trabajo organizado de quienes participaron en este proyecto tuvo como resultado una operación exitosa. Según Astudillo, al superar este reto están convencidos que seguirán colaborando con políticas de salud universal que permitan a más pacientes tener acceso a procedimientos de alta complejidad que antes no se realizaban en ningún centro hospitalario del país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)