10 de marzo de 2017 22:03

Alcides Moreno, el ecuatoriano que sobrevivió a la caída desde un piso 47

Alcides Moreno con su esposa Rosario y uno de sus hijos.

Alcides Moreno (der.) con su esposa Rosario y uno de sus hijos. Foto: BBC Mundo 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 2
Indiferente 2
Sorprendido 10
Contento 15
Redacción Elcomercio.com

Alcides Moreno es un ecuatoriano que se dedicaba, junto a su hermano Edgar, a la limpiar ventanas en Nueva York. Hace 10 años, la mañana del 7 de diciembre del 2007, ambos sufrieron un accidente que marcó la vida del coterráneo: los dos hombres cayeron de un edificio de 47 pisos en Estados Unidos y solo uno de los dos sobrevivió.

La historia fue difundida por el portal de la BBC Mundo, este viernes 10 de marzo de 2017. Aquella mañana de ese 7 de diciembre, los dos hermanos llegaron a la azotea de la Torres Solow, del Upper East Side de Manhattan

Al subir a la plataforma para iniciar sus labores, según el informe del accidente elaborado por el Departamento de Trabajo de Estados Unidos, los cables que mantenían el aparato en su lugar “se deslizaron desde su punto de fijación”.

Alcides recuerda que el lado izquierdo del cable cayó primero. En ese espacio permanecía su hermano, quien falleció ante la caída. El hombre se precipitó por 144 metros hasta un callejón. En el momento del impacto, se estima que habría descendido a una velocidad de unos 196 kilómetros por hora.

Súbitamente, el ecuatoriano sobreviviente también cayó tras desatarse su lado del andamio. La caída no lo mató y fue encontrado en cuclillas entre una pila de metal retorcido, sosteniendo los controles de la plataforma. El hombre fue trasladado de emergencia a un hospital cercano y tuvo que ser puesto en coma inducido para practicarle múltiples intervenciones.

Tenía lesiones en el cerebro, la columna vertebral, el tórax y el abdomen. También contaba con fracturas en las costillas, en el brazo derecho y en ambas piernas.

Tras ser sometido a varias cirugías, despertó casi tres semanas después. No recordaba lo sucedido, pero se enteró de inmediato que su hermano falleció. Según detalla el portal británico, el andamio no habría recibido el mantenimiento adecuado y hasta los cables motorizados, que unen a la plataforma con el edificio, no habrían sido correctamente anclados al techo.

Alcides recibió un pago de compensación por el accidente, pero le costó tres años superar la melancolía de la muerte de su familiar. Su historia llamó la atención de varios expertos quienes argumentan que la magnitud de su caída y recuperación figurarían como un "milagro médico".

En la actualidad, con 46 años, Alcides reside con su familia en Phoenix, Arizona. Su última hija tiene ocho meses y desearía contarle su historia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (21)
No (1)