11 de julio de 2017 00:00

Agricultores de siete provincias mostraron su producción

Emprendimientos de las áreas rurales de Pichincha tuvieron gran acogida en la feria. Fotos: Andrea Medina / EL COMERCIO

Emprendimientos de las áreas rurales de Pichincha tuvieron gran acogida en la feria. Fotos: Andrea Medina / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Andrea Medina
Redactora
(F-Contenido Intercultural)

Una exposición de cultivos libres de químicos y productos elaborados con cosechas de Azuay, Cañar, Guayas, Chimborazo, Manabí, Imbabura o la zona cálida de Pichincha se vio en la II Feria Agroecológica Nacional.

Este encuentro fue organizado por la Asociación de Juntas de Riego del país (Aejur) y se realizó el pasado fin de semana en el sur del cantón Cayambe, en la parroquia Cusubamba. La idea era intercambiar experiencias entre quienes se benefician de los diferentes canales de riego que hay en el país.

Por ello, asistieron representantes de 12 juntas de agua y varios de sus integrantes, llevando lo mejor de sus cultivos y de los productos que elaboran con lo que siembran.

La Junta de Agua El Pisque, a la que pertenecen 8 000 usuarios de 10 parroquias de Pichincha, fue la anfitriona de esta cita cultural, que se complementó con presentaciones artísticas y espacios para la venta de frutas, verduras, plántulas y de comida típica.

Santiago Duque, presidente de la Junta El Pisque y de la Aejur indicó que ferias como éstas ya se han realizado desde el 2013 entre decenas de usuarios del agua de riego, para conocerse entre sí. “El motivo real es unir a los productores para que tengan contacto directo con otros beneficiarios. También para que vean los emprendimientos y las formas de cómo se economiza el agua”.

Uno de ellos, la Asociación Mishkiñán de Yaruquí, fue parte de la feria. Son tres generaciones que trabajan desde hace 47 años en la elaboración de vinos de frambuesa, mermeladas de frutilla y otros productos. Para esta feria trajeron rosas que se dan en sus terrenos y muestras de vino.

José Valente, uno de los fundadores de Mishkiñán, dijo que junto a sus hijos y nietos también procesan café, cultivan hortalizas y hacen yogurt. “Lo que trajimos hoy son cultivos hidropónicos, una nueva tecnología. También tenemos lácteos y flores”.

Representantes de la Asociación Luchando para el Futuro, de Azuay, vendieron vinos.

Representantes de la Asociación Luchando para el Futuro, de Azuay, vendieron vinos.

Junto al estand de estas mermeladas, se mostraban decenas de coloridas botellas de vinos artesanales que se trajeron desde Azuay. Las promocionaba un grupo de cuatro mujeres quienes también ofrecían sombreros de paja toquilla a los visitantes.

La Asociación Luchando para el Futuro fue una de las invitadas de la feria. Al grupo pertenecen 35 miembros, mujeres en su mayoría, quienes utilizan el sistema de riego Machángara (en Azuay).

Marisol Reinoso, una de las socias, cuenta que gracias a los recursos hídricos de los que se benefician sus tierras han podido emprender en distintas actividades desde el 2014. “Las compañeras que somos del campo hemos trabajado en artesanías, preparación de cuyes, siembra de hortalizas y elaboración de vinos”.

Vestidas con las tradicionales polleras de las cholas cuencanas lograron llamar la atención de los asistentes, quienes en las primeras horas les compraron 40 botellas de vino.

En la feria no solo se expusieron productos andinos. Varias libras de arroz colocadas sobre una mesa, provenientes del Guayas, también fueron uno de los atractivos.

Esta era solo una muestra del arroz que se procesa en Santa Lucía, provincia del Guayas, desde donde viajó una delegación de la Junta de Agua Higuerón. “Es la segunda vez que participamos, lo que queremos es dar a conocer nuestros productos”, señaló Héctor Villamar, secretario de esta junta.

Mientras cientos de visitantes preguntaban por los cultivos de otros estands participantes, se sorteaban premios entre los invitados, desde una tarima. Una vaca para la producción láctea era el premio más esperado.

Autoridades locales de Cayambe y de Pichincha estuvieron a cargo de la inauguración de esta feria, en la que se reiteraron los beneficios del consumo de los cultivos agroecológicos. El cuidado de las fuentes naturales de agua y el rescate de las antiguas técnicas para la cosecha también fue mencionado.

“Un país saldrá adelante si nos preocupamos por la agricultura”, dijo Aníbal Gordón, concejal de Cayambe.

La feria
Al igual que los productores, empresas públicas y privadas tuvieron su espacio en este encuentro.

El anfitrión
La Junta de Agua El Pisque otorga agua para el riego en el área rural de Quito y en Cayambe.

La aejur
26 juntas de riego del país forman parte de esta asociación; 12 fueron a la feria.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)