17 de julio de 2015 12:59

La ESA atribuye a Airbus un primer contrato para su misión a Júpiter

El grupo Airbus será la industria con la que se firme un contrato de USD 350,8 millones para concretar una misión a Júpiter. Foto: Archivo.

El grupo Airbus será la industria con la que se firme un contrato de USD 350,8 millones para concretar una misión a Júpiter. Foto: Archivo.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia EFE

La Agencia Espacial Europea (ESA) anunció hoy 17 de julio que ha escogido al grupo Airbus como principal industrial para un contrato de USD 379 millones para su misión a Júpiter, que debe concretarse en el lanzamiento de una nave espacial en 2022.

La atribución de este contrato fue decidida ayer 16 de julio por el comité de política industrial, explicó en un comunicado la ESA, que precisó que a finales de julio se iniciarán las negociaciones de los detalles, con vistas a una firma del acuerdo tras la vuelta de las vacaciones de verano en el hemisferio norte.

Este acuerdo cubre las actividades industriales para el diseño, el desarrollo, la integración, las pruebas, la campaña de lanzamientos y la activación en el espacio de la nave espacial.

No está incluido, sin embargo, el cohete Ariane-5 con el que está previsto el lanzamiento de la nave espacial de la misión Juice, en condiciones que se fijarán más adelante con el consorcio Arianespace.

La nave -que tras su lanzamiento en 2022 está programado que llegue a Júpiter y a sus satélites helados en 2030- se ensamblará en las instalaciones de la división espacial y de defensa de Airbus en Toulouse (sur de Francia).

La ESA precisó que "muchos otros Estados miembros de la ESA también estarán implicados en la primera misión de Europa al mayor planeta del sistema solar". Una vez que llegue a Júpiter, Juice operará en torno a ese planeta para explorar, entre otros, su turbulenta atmósfera, pero también estudiará sus satélites helados Ganimedes, Europa y Calixto.

Se supone que estas tres "lunas" tienen océanos de agua líquida debajo de las capas de hielo. Su análisis permitirá contemplar el potencial para albergar entornos habitables. Juice estará equipado por una decena de instrumentos, entre los que habrá cámaras, espectómetros, radares para recibir señales del interior del hielo, altímetros o sensores sobre los campos magnéticos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)