25 de julio de 2017 09:16

Los primatólogos africanos se movilizan para salvar a los monos

en Madagascar el 85% de las especies de lémures podrían desaparecer, según el profesor Inza Koné

Imagen referencial. En Madagascar el 85% de las especies de lémures podrían desaparecer, según el profesor Inza Koné. Foto: Pixabay

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP

Casi 150 científicos de toda África están reunidos cerca de Abiyán para crear la Sociedad Africana de Primatología (SAP) con el objetivo de salvar a los monos amenazados de extinción en el continente.

La situación de los primates es catastrófica: más de la mitad de las especies africanas están amenazadas de desaparición. Y en Madagascar el 85% de las especies de lémures podrían desaparecer, según el profesor Inza Koné, director de investigación y desarrollo del Centro suizo de investigaciones científicas de Costa de Marfil.

En este país, la población de chimpancés -los primates más parecidos a los seres humanos- cayó un 90% en 20 años. Las principales causas de la baja de la población de primates en África son: la caza, sobre todo la furtiva, la desaparición de su hábitat, en particular de los bosques, debido a la extensión de las actividades humanas tales como agricultura, explotación forestal, minería y urbanización.

Unas causas difíciles de frenar sin convencer a las comunidades locales de la importancia de la defensa de los primates y de su entorno. “Los africanos, tanto los que toman decisiones como los simples ciudadanos, responden mejor cuando el discurso proviene de un científico africano”, estima el profesor Koné, haciendo hincapié en que el mundo de la primatología está dominado por expertos norteamericanos o europeos.

Los primatólogos africanos son poco conocidos a escala internacional, tienen acceso a menos financiación y dirigen escasos proyectos de investigación o de conservación, incluso en su propio continente, explica.

“Es el momento” de crear la SAP, “necesitamos realmente una organización africana gestionada por africanos”, junto con la Sociedad Internacional de Primatología existente, estima el estadounidense Russell Mittermeier, una eminencia mundial en la materia y en lémures de Madagascar.

Formar a los jóvenes

Rachel Ikemeh creó una ONG para salvar a los colobos rojos de la región del Delta en Nigeria, unos monos de unos 10 kilos de peso con un pelaje rojizo en su espalda y que se encuentran en peligro crítico de extinción.

Hace 20 años había decenas de miles de ejemplares, ahora quedan entre 500 y 1 000 en esta región petrolera. Hay muchos intereses internacionales en juego, es difícil concienciar sobre la importancia de la defensa del medio ambiente, explica.

La SAP permitirá a los científicos africanos “ ntercambiar conocimientos, experiencias, constituir redes”, y también “formar a jóvenes primatólogos”, estima Rachel Ikemeh, una de las promotoras del proyecto junto con el profesor Koné.

Rose-Marie Randrianarison, primatóloga de la universidad de Ankatso en Antananarivo y experta en los indris, un tipo de lémures, vino de Madagascar para el nacimiento de la SAP. Estos animales de pelaje negro y blanco también están en peligro por la desaparición de su hábitat.

“Hay que sensibilizar a las autoridades locales, a las que la población presta atención” y también “informar e implicar a los que toman decisiones políticas”, apunta la primatóloga. El vicepresidente de la organización estadounidense de protección de la naturaleza Conservation international, Russell Mittermeier, recuerda los comienzos de la primatología en Brasil, un país con 150 especies de primates.

"En 1971, sólo había un primatólogo brasileño". Gracias a la creación de la compañía nacional de primatología brasileña. que ha formado masivamente a jóvenes, el país contaba con "cientos" de ellos a finales de los años 1980. Todo un ejemplo para África.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)