26 de mayo del 2014 

Cómo afecta la depresión a la sexualidad y a las relaciones 

sexo
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 7
Indiferente 6
Sorprendido 16
Contento 0
Laura de Jarrín, Editora de Revista Familia  

Según Christine Webber, psicoterapeuta y consultora, la mayoría de las personas que se sienten deprimidas pierde interés en el sexo, pero es poco común que la depresión de la pareja tenga algo que ver con su relación amorosa.

Los efectos adversos de la depresión afectan todos los aspectos de nuestra vida diaria, incluyendo las relaciones y, cuando la pareja se deprime, la unión puede deteriorarse. Esto es una lástima porque una buena relación es una verdadera terapia para quien sufre de depresión.

“Cuando nos sentimos decaídos, necesitamos amor, apoyo y cercanía más que nunca, incluso si no sabemos demostrarlo”, dice Webber.

¿Qué pasa cuando la pareja sufre una depresión? La persona que se deprime suele aislarse. Siente que no logra acumular la energía suficiente para seguir con su rutina normal, compartir con su familia y ni siquiera se da cuenta de que su pareja está intentando apoyarle.

Esto lleva rápidamente a que él o ella se sienta como un intruso y perciba que no le aman o que la pareja ha perdido interés en la relación.

El sexo 

No conocemos a ciencia cierta cómo se producen los cambios químicos que ocurren en el cerebro durante un estado de depresión y la investigación sobre el tema es bastante escasa, de manera que no se sabe cómo estos cambios afectan a la relación sexual.

Desde un punto de vista clínico, queda claro que la enfermedad depresiva tiende a afectar todos los sistemas del cuerpo, alterándolos y, a menudo, disminuyendo su intensidad o incluso paralizándolos.

Estos efectos se pueden comprobar en factores como el sueño, que invariablemente se ve afectado. Pero pueden existir efectos adversos en cualquier actividad que requiere energía, espontaneidad y una buena coordinación y, de hecho, esto incluye al sexo. Desgraciadamente, muchos individuos que están deprimidos a menudo aparentan haber perdido interés en el sexo.

Hay que admitirlo, este no es siempre el caso y alguna gente deprimida se las arregla para mantener vidas sexuales normales, en ocasiones incluso encuentran que el sexo es lo único que les produce comodidad y seguridad. Veamos:

- En los hombres la baja de la actividad cerebral causa cansancio y desesperanza, lo que puede ser asociado a la pérdida de libido y a problemas de erección.

- En las mujeres, esta disminución de la actividad cerebral tiende a ser asociada con la falta de interés en el sexo y, a menudo, con la dificultad en alcanzar el orgasmo.

Todos estos problemas tienden a disminuir cuando la depresión mejora. Es más, un interés renovado en el sexo pudiera ser la primera señal de recuperación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)