14 de septiembre de 2017 18:21

Las aerolíneas miran estos detalles para sacar a una persona de un vuelo

El Washington Post enumeró algunas de las razones más comunes por las que una persona puede no ser admitida en un avión

El Washington Post enumeró algunas de las razones más comunes por las que una persona puede no ser admitida en un avión. Foto: Pixabay

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 9
Redacción Elcomercio.com

Los criterios para no dejar subir a un pasajero son diversos y dependen de cada aerolínea, pues todas tienen un acuerdo de embarque que enlista las normas requeridas para abordar un vuelo.

El Washington Post enumeró algunas de las razones más comunes por las que una persona puede no ser admitida en un avión de pasajeros, con la ayuda de Sara Nelson, presidenta de la Asociación Internacional de Aeromozos.

El primer tip de Nelson es no presentarse en el counter del aeropuerto en evidente estado de ebriedad. Si bien existen bares en algunos aeropuertos en los cuales el usuario puede ordenar bebidas alcohólicas, el pasajero debe intentar no beber demasiado alcohol, pues puede ser una razón para que no lo dejen abordar. Solo recuerde que, en caso de tomar algunos tragos antes del vuelo, siempre procure que no se le pase la mano.

Un segundo consejo que ofrece la presidenta del gremio de azafatas es no llegar al aeropuerto con apariencia de estar enfermo. Si bien el estado de salud de una persona es impredecible, el estar evidentemente aquejado por un mal puede resultar en la pérdida del vuelo.

Esto se debe a que muchas aerolíneas quieren evitar contagios entre los pasajeros, pues en ocasiones el tiempo de espera en el avión puede ser prolongado y puede ser un factor para que un virus se expanda por los pasillos. No todas las enfermedades son disimulables; es decir, si el pasajero padece de una infección grave, es más recomendable que aplace su vuelo. Sin embargo, situaciones más leves como una gripe pueden ser escondidas bajo una capa de maquillaje.

Otro consejo que ofrece Nelson puede resultar algo obvio, pero no está de más mencionarlo. En el momento de abordar un vuelo, la persona debe portarse bien. Es decir, no pelear, vociferar ni quejarse de manera exagerada por cuestiones menores, ni con los empleados de la aerolínea, ni con los funcionarios del aeropuerto, ni con otros pasajeros.

Por otro lado, la azafata menciona que lo recomendable es siempre seguir las instrucciones que dan los asistentes de vuelo. Sobre todo con lo que tiene que ver con órdenes de seguridad, el pasajero debe portarse respetuoso con lo que le piden que haga.

La higiene personal es también un factor de importancia. Aunque tal vez no haya lío si la persona no se bañó ese día (aunque esto puede variar según las reacciones corporales de cada persona), sí es crucial saber que los olores que emita su cuerpo pueden ser un factor para que no lo dejen tomar un avión. Si otros pasajeros se llegan a quejar por el hedor, es muy probable que lo remuevan de su asiento.

Finalmente, está la vestimenta. Pese a que Nelson no recuerda un caso en el cual se haya echado a un pasajero de un vuelo por tener una vestimenta informal, los acuerdos de embarque de varias aerolíneas tienen un código de vestimenta. Esto no quiere decir que tenga que ir vestido de terno para presentarse a un vuelo. Sin embargo, debe tener en cuenta que, por ejemplo, llevar ropa de playa puede causarle problemas, o abordar el avión descalzo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (4)