24 de noviembre de 2015 10:06

Menos de la mitad de adultos con VIH en Latinoamérica reciben tratamiento

La agencia de Naciones Unidas contra el Sida (ONUSIDA) publicó un nuevo informe del estado del virus del VIH en el mundo. Foto referencial: Archivo EL COMERCIO

La agencia de Naciones Unidas contra el Sida (ONUSIDA) publicó un nuevo informe del estado del virus del VIH en el mundo. Foto referencial: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Menos de la mitad de adultos infectados por el virus causante del sida en América Latina tienen acceso a tratamiento, reveló este martes 24 de noviembre la agencia de Naciones Unidas contra el Sida (ONUSIDA) al presentar su informe anual sobre la evolución de esta enfermedad en el mundo.

La cobertura de tratamiento llega al 47 % de los adultos y al 54 % de los niños de hasta catorce años en América Latina, donde el año pasado -periodo al que corresponden las últimas cifras oficiales- vivían aproximadamente 1,7 millones de portadores del virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

Ese año se produjeron 87 000 nuevas infecciones, lo que representa un 17 % menos con respecto al año 2000, mientras que las muertes se redujeron en un 31 % (de 60 000 a 41 000 casos).

En declaraciones a Efe, el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, aseguró que América Latina y el Caribe forman una región donde esta enfermedad "se puede poner bajo control", ya que allí afecta principalmente a personas excluidas, como drogadictos, así como a hombres homosexuales, trabajadores sexuales y transexuales.

"Soy muy positivo, porque sabemos que los servicios existen y el compromiso también. Vengo de Cuba y es increíble lo que he visto (...) ya no hay bebés seropositivos, el 80 % de la población se ha hecho pruebas para descartar el virus y el 90 % de infectados está bajo tratamiento", comentó.

"Si se puede hacer en Cuba creo que puede pasar en cualquier lugar", agregó Sidibé. El informe de ONUSIDA, hecho público a una semana de conmemorarse el Día Mundial de Lucha contra el Sida, indica que 15,8 millones de personas en el mundo están recibiendo actualmente tratamiento antirretroviral, el doble de hace cinco años.

Esa cifra es todavía más destacable si se piensa que en 1996 prácticamente nadie tenía acceso a medicamentos. También a nivel mundial, las nuevas infecciones han caído a 2 millones el año pasado, frente al pico de 3,1 millones alcanzado el año 2000, mientras que el número total de portadores del VIH es de 36,9 millones actualmente, de los que 25,8 millones están en África subsahariana.

ONUSIDA trabaja con una estrategia que ha denominado "de respuesta rápida" para cumplir en cinco años objetivos tan ambiciosos como que el 90 % de todas las personas con el VIH conozcan que están infectadas y que el 90 % de portadores tengan acceso a un tratamiento.

"Podemos decir que los próximos cinco años serán cruciales porque será un periodo de respuesta rápida que debemos aprovechar o veremos un repunte de la epidemia en varios lugares", advirtió Sidibé.

En esta lucha, la financiación para ampliar el acceso a los tratamientos es clave y rentable, aseguró el director de ONUSIDA, quien recordó que por cada dólar invertido en la lucha contra el sida el rendimiento es de 17 dólares.

En este ámbito, Sidibé se declaró favorable a utilizar todas las herramientas existentes para evitar los contagios, incluyendo el fármaco Truvada, utilizado como profilaxis del virus.

Enfatizó que esto no debe significar bajar la guardia respecto al uso de los preservativos o a la circuncisión como medida para reducir la transmisión del sida.

"No soy de los que dicen que la única medida (de prevención) eficaz es el preservativo, porque la realidad de la ciencia ha probado que cuando las personas son tratadas rápidamente se consigue reducir la transmisión en un 96 %", explicó.

"Por supuesto que no hay que abandonar el preservativo, pero tenemos un arsenal amplio que nos permite reducir las nuevas infecciones", agregó el director de la agencia especializada de la ONU.

Francia acaba de incorporar el fármaco Truvada a los que cubre su sistema de seguridad social. Asimismo, Sidibé reveló que se está probando un nuevo tratamiento que consiste en una inyección cada dos meses, el que podría estar listo de aquí a un año, aunque anticipó que en una primera etapa su precio será muy elevado.

Sobre una futura vacuna contra el sida, el experto de origen maliense dijo que espera que ésta sea producida en menos de quince años, aunque comentó que una cura para el sida podría encontrarse todavía antes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)