4 de junio de 2014 20:54

El adiestramiento evita la pérdida de su mascota

Alternativas para prevenir que una mascota se pierda  fotos mientras se le coloca un chip de indentificación a un perro en PAE  Foto: Eduardo Teran / EL COMERCIO

Alternativas para prevenir que una mascota se pierda fotos mientras se le coloca un chip de indentificación a un perro en PAE Foto: Eduardo Teran / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 10
Contento 0
David Villacís.  Redactor

En las clicovías y en los parques es común observar anuncios y afiches que piden información sobre perros extraviados y que ofrecen recompensas a quienes los encuentren. Para prevenir que su mascota se pierda existen algunas alternativas.

Una de ellas es el adiestramiento. Que un perro obedezca una instrucción básica como el llamado puede salvarle la vida, explica Marco Moyón, especialista en comportamiento canino. Para ello es necesario que los canes identifiquen quién es la autoridad, sobre todo cuando salen a pasear.

El proceder del perro se puede comparar con un compás, en el que el centro es el dueño. Cuando son cachorros ese círcu­lo es muy cercano al amo, pero conforme van creciendo la autoestima aumenta y la circunferencia se va agrandando. Lo importante es que el animal entienda que puede alejarse de su propietario hasta un punto determinado, para lo cual se requiere un poco de adiestramiento y que exista un vínculo de afecto.

Moyón sostiene que un error muy frecuente es llevar al perro al parque y soltarlo para que corra, mientras el dueño espera. En estos segundos hay una desconexión y es ahí donde se pierde la mascota.

Las desapariciones suceden también cuando se abren las puertas de la casa y el perro sale disparado. En este caso el adiestramiento es muy simple. Consiste en cogerlo con la correa relajada, abrir la puerta y cada vez que el perro quiera salir halarlo hacia atrás. Este ­ejercicio se debe repetir hasta que el animal permanezca quieto. Después de 15 días de adiestramiento el animal obedecerá las órdenes.

Otra opción para prevenir son los microchips. Es un método de identificación, en el que se coloca el dispositivo con una jeringa en el lomo o cerca del cuello. Cada chip es detectado por un lector que arroja un código que al ser introducido en una página web muestra el nombre del dueño, su dirección, la clínica veterinaria donde es atendido e incluso si tiene un problema de salud.

Según el veterinario Santiago Prado, el costo del chip bordea los USD 15. Este especialista recuerda que el microchip no es un método de rastreo o de ubicación, por lo que no hay que confundirlo con un GPS.

Este servicio es ideal para los perros y gatos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)