30 de enero de 2017 11:12

Actores llaman a boicotear  Uber por apoyar a Donald Trump

Uno de los funcionarios de Uber forma parte del Gabinete de Donald Trump

La polémica con la empresa inició cuando se conoció que Travis Kalanick, uno de los fundadores de Uber, forma parte del Gabinete de Donald Trump. Foto Referencial: Pexels 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 9
Redacción Elcomercio.com

La ceremonia de entrega de los premios SAG, evento donde el Sindicato de Actores reconoce el trabajo de sus miembros, sirvió para que varios intérpretes levanten su voz de protesta contra las medidas antimigratorias del presidente de Estados Unidos Donald Trump y también se opongan las posturas de empresas como Uber, vinculada con el actual gobierno estadounidense.

Lena Dunham, Amy Schumer y Jesse Tyler Ferguson son algunos de los actores que han solicitado al mundo no usar la aplicación de  transporte. La razón es que Travis Kalanick, uno de los fundadores de Uber, forma parte del grupo de asesores de economía de Donald Trump.  


Artistas como Taraji Penda Henson, protagonista de la serie 'Empire', escribió en Instagram: “Adiós Uber. No puedo apoyar a una compañía que aprueba el odio. Así que elimino mi cuenta. La cancelo por todo lo que ustedes están apoyando”.

La guionista, directora y actriz estadounidense Lena Dunham, por su parte compartió en su cuenta de Twitter una captura de pantalla con el mensaje “eliminar aplicación”.


La cómica Amy Schumer, el director George Hosato y la actriz Tessa Thompson hicieron lo mismo y acompañaron sus publicaciones con el hashtag #DeleteUber (Borrar Uber).

Uber es una de las aplicaciones líderes que permite a los usuarios encontrar transporte para movilizarse en la mayoría de ciudades del mundo. En América Latina, el servicio está presente en países como Argentina y Colombia.

Please join me in deleting your Uber app and signing up for @lyft who donates 1 million to @aclu_nationwide

Una foto publicada por @amyschumer el



La polémica con la aplicación, fundada en 2009, se inició a pocas horas del decreto del presidente Trump, pues tras la firma del veto de ingreso de sietes países  a Estados Unidos, la empresa desactivo la subida de precios del servicio de movilidad en los aeropuertos, un gesto que el Sindicato de Taxistas de Nueva York interpretó como apoyo a la medida antimigratoria. Por su parte, los taxistas prefirieron mantenerse en huelga como señal de solidaridad a los migrantes.


Como corolario a la reciente mala fama de Uber, su empresa competidora, Lyft, mostró su apoyo a una organización que interpuso un recurso contra del veto de Donald Trump ante un juez federal. Lyft donará USD 1 millón para promover esa causa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (2)