10 de June de 2015 21:04

Acrobates es un show de circo contemporáneo

El Teatro Nacional Sucre será el escenario para las dos únicas funciones de la obra de circo francés, este 13 y 14 de junio. Foto: Cortesía Alianza Francesa de Quito

El Teatro Nacional Sucre será el escenario para las dos únicas funciones de la obra de circo francés, este 13 y 14 de junio. Foto: Cortesía Alianza Francesa de Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 3
Redacción Cultura (I)

Acrobates es un espectáculo circense francés que, a través de los arriesgados movimientos corporales de los trapecistas, transmite al público adrenalina, emociones y sensaciones únicas.

Este show está dirigido por Olivier Meyrou y Stéphane Ricordel, y es puesto en escena por los acróbatas: Alexander Fournier y Matías Pilet.

Para el espectáculo, los artistas hacen desde volteretas, portes y saltos, hasta acrobacias en superficies planas y en un plano inclinado, que forma parte del montaje del show.

Este espectáculo llega a Quito luego de haber visitado varios países, entre ellos: Suiza, Bélgica, Hungría, Italia, Chile y Argentina. Tras su presentación en Ecuador, la compañía regresa a Francia.

El circo contemporáneo tiene técnicas heredadas del circo tradicional, como la acrobacia, el malabarismo, el trapecio, entre otras. Acrobates se enmarca dentro del circo contemporáneo.

Este difiere del circo tradicional en que no hay un presentador del show, ni payasos, ni animales, ni números cortos.

Un espectáculo de circo contemporáneo es, generalmente, de larga duración y emplea una técnica específica durante todo el espectáculo. Por su forma, se parece a una obra de teatro o danza, porque crea una dramaturgia que se desarrolla a lo largo del show.

El circo contemporáneo surgió en Francia en los años 80, donde además se han creado escuelas amateurs y preparatorias, que se dedican a la enseñanza de técnicas de circo, como la Escuela Nacional de Circo de Rosny, donde se prepararon Fournier y Pilet.

En esta escuela, ambos acróbatas conocieron a Fabrice Champion, un artista de circo que tuvo un accidente en un ensayo de trapecio en Barcelona y quedó tetrapléjico. Después de la tragedia, él buscó la manera de volver a la vida circense y lo logró a través de la pedagogía. Champion trabajó como maestro y director de escena del espectáculo de fin de curso de los alumnos de esta escuela.

De esta manera volvió a tener una conexión con el mundo del circo a través de sus estudiantes, especialmente con Forunier y Pilet, con quienes produjo varios espectáculos.

El documentalista y codirector de Acrobates, Meyrou, filmó cómo fue la vida de Champion desde su accidente. El documental se titula ‘Parade’ y se presentó este 10 de junio, a las 19:30, en la Alianza Francesa. ‘Parade’ muestra una experiencia de vida y cómo es posible salir de una crisis y buscar la manera de seguir adelante.

Champion murió en Perú y, como en toda arte escénica, el show debe continuar, los acróbatas Matías Pilet y Alexander Fournier continúan con el legado de este artista en el circo. “Esto muestra cómo es el ciclo de la vida y también cómo, a partir de la muerte de un artista, nacen dos más y que, a pesar de las dificultades, siempre hay un renacimiento”, dice Olivier Meyrou.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)