21 de diciembre de 2016 16:25

Acción Ecológica presentó su caso ante la oficina de las Naciones Unidas 

Miembros de Acción Ecológica y personas que mostraron su apoyo, se apostaron en los bajos del edificio de Naciones Unidas con carteles y tambores para manifestarse en contra de la resolución tomada por el Gobierno en contra de esta ONG.

Miembros de Acción Ecológica y personas que mostraron su apoyo, se apostaron en los bajos del edificio de Naciones Unidas con carteles y tambores. Foto: Eduardo Terán/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 5
Sorprendido 0
Contento 15
Daniel Romero
Redactor (I)

Cerca de una hora y 45 minutos duró la reunión de representantes de Acción Ecológica y de las Naciones Unidas para poner en conocimiento de ese organismo internacional la notificación de cierre que recibieron la tarde de ayer, martes 20 de diciembre de 2016, por parte del Ministerio de Ambiente.

Desde las 12:00, miembros de Acción Ecológica y personas que mostraron su apoyo, se apostaron en los bajos del edificio de Naciones Unidas con carteles y tambores para manifestarse en contra de la resolución tomada por el Gobierno en contra de esta ONG.

“La tierra no se vende, la tierra se defiende” y “Correa minero, la vida es primero“ fueron algunas de las consignas que se gritaban mientras sus representantes mantenían la reunión en la ONU. También hubo una batucada que no paró a la espera de la respuesta de este organismo.

Según Acción Ecológica el recurrir a esa instancia tiene como objetivo solicitar el posicionamiento y respaldo de la comunidad internacional mediante instrumento de derechos humanos, en especial el relacionado a la Declaración para la protección a los Defensores de Derechos, del cual el país es signatario.

En la carta presentada ante Naciones Unidas también se planteó que se impulsen acciones de diálogo en la zona de la Cordillera del Cóndor que permitan solucionar los conflictos en territorios indígenas y paren los actos arbitrarios en contra de organizaciones que apoyan las luchas de defensa de derechos.

Tras la reunión, Esperanza Martínez, de Acción Ecológica, señaló que se activaron los mecanismos de las Naciones Unidas para estos casos. “ Hay pronunciamientos internacionales. Aún no son contundentes pero de todas maneras hay reacciones. Lo que planteamos fue que con esto se marcaría un presente nefasto para las organizaciones al usar otros eventos para cerrarnos”, dijo.

Martínez señaló que el objetivo de las Naciones Unidas es buscar espacios de diálogo. “La coyuntura es complicada pero se buscarán esos espacios con los funcionarios del Gobierno y lo que nos resta es esperar”, señaló.

Después de asistir a la oficina de las Naciones Unidas en Quito, los representantes de Acción Ecológica se reunieron en su sede para preparar los documentos que presentarán en el Ministerio de Ambiente tras la notificación de cierre, para lo cual tenían un plazo de 24 horas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (3)