Tendencias

40 médicos llegan a Guayaquil para apoyar a hospitales

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil
18 de March de 2010 00:00

Más acciones realiza el Ministerio de Salud para afrontar el incremento de pacientes en los hospitales públicos de Guayaquil. 40 médicos de la Dirección de Salud de Pichincha llegaron, ayer en la mañana, para reforzar la atención.

Marcelo Aguilar, subsecretario de Salud del Litoral, explicó que los profesionales serán distribuidos en los hospitales Abel Gilbert y Francisco de Ycaza Bustamante, en los cuales la sobredemanda de pacientes causa problemas.

También fortalecerán la atención primaria en los subcentros de la Isla Trinitaria (sur) y Bastión Popular (noroeste). En ambos se registran los índices más elevados de enfermedades típicas de la estación invernal. Los brigadistas se enfocarán en el diagnóstico de las infecciones respiratorias agudas e infecciones diarreicas producidas por virus y bacterias.

Bernarda Salas, directora de Salud de Pichincha, explicó que las brigadas están abastecidas con medicamentos e insumos. Además, dijo que permanecerán 12 días en Guayaquil.

En tanto que el director de Salud de Guayas, César Chong, destacó que a esta medida se suma la implementación de más camas para hospitalización en clínicas privadas. La próxima semana se analizará aumentar los convenios con centros particulares.

Ayer, los trabajadores del Ministerio de Salud de la provincia de Guayas dieron su versión sobre lo que llamaron el colapso de los hospitales y centros de salud. Para este gremio, la saturación de las casas asistenciales de la provincia se debe a que los médicos que fueron contratados para que integren los Equipos Básicos de Salud (Ebas) no cumplen con su papel.

María Palma, dirigente de los trabajadores de la Salud, señaló que hay una mala distribución del personal médico debido a que “muchos contratados para este grupo se encuentran ejerciendo la dirección de varias unidades de salud. Y, por ello, no están cumpliendo con su trabajo”.

El trabajo de los grupos Ebas se realiza netamente en el campo. Ellos recorren las zonas marginales y rurales del país identificando la gravedad de las afecciones en cada familia. Luego de analizar el cuadro de los pacientes, los derivan a los centros de salud o a los hospitales de especialidades.

En criterio de Estela Mora, secretaria del gremio de trabajadores, esa acción no se está cumpliendo, lo que ha provocado que “los hospitales se llenen de pacientes con cuadros diarreicos y gripales y esos casos hacen que los médicos dejen de atender a los pacientes que están más graves”.

Según el Ministerio de Salud Pública, en el país existen alrededor de 1 665 grupos Ebas. Estos se encuentran especialmente en los sectores rurales.

Cada uno de estos equipos se encuentra conformado por un médico, un odontólogo, una auxiliar de obstetriz, un promotor comunitario y una enfermera. Están distribuidos así: un equipo por cada 1 000 familias a nivel urbano y 600 familias en el sector rural.

Las autoridades provinciales de Salud no se pronunciaron sobre las declaraciones de los trabajadores del sector.

Descrición
Te sirvió esta noticia:
Si (0)
No (0)