4 de April de 2014 00:02

1 252 especies de fauna están amenazadas en el Ecuador

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 17
Triste 4
Indiferente 7
Sorprendido 2
Contento 8

Plagas, degeneración de los bosques, inundaciones y aceleración del cambio climático. Estas son las consecuencias que el ser humano podría enfrentar si continúa la extinción de animales silvestres. Y la alerta la dan los científicos.

Para Ecuador también hay advertencia: los páramos y los bosques templados se verían afectados si el oso de anteojos desapareciera. ¿La razón?, este mamífero se encarga de transportar semillas dentro de su sistema digestivo. Lo hacen a distancias que pueden superar los 54 km. Al defecar, las semillas de los frutos que comió pueden germinar y así se promueve la regeneración del bosque.

Además, cuando trepan a los árboles rompen ramas y crean claros en el dosel. Esto permite la entrada de luz al suelo y se activa el desarrollo de los árboles jóvenes.

Con base en la denominada Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), el Ministerio del Ambiente dice que en el Ecuador están en peligro 217 mamíferos, 238 aves, 276 reptiles y 521 anfibios. En total suman 1 252 especies (al 2010 los cuatro grupos sumaban al menos 3 036 especies).

Según esa lista internacional, en el mundo están amenazadas 71 576 especies.

Animales como el jaguar, la nutria gigante, el oso de anteojos, la boa chocó, el águila harpía, la ballena azul, la rana saltona de muslos brillantes, la rana de cristal cantora, entre otros, podrían desaparecer del territorio ecuatoriano.

El biólogo y experto en conservación Luis Castro explica que la extinción de una especie afecta a la cadena alimenticia de otros y altera todo un ecosistema. " Causaría un desbalance en la proliferación de las especies aún existentes, ya sean plantas, animales o ambos".

Un ejemplo son los anfibios y reptiles. Estos animales regulan la dinámica de los ecosistemas acuáticos y controlan el incremento de las poblaciones de insectos. Algunos de ellos son portadores de enfermedades para los humanos y otros afectan en gran escala a los cultivos. Esto lo explica Santiago Ron, biólogo de la Universidad Católica del Ecuador.

Según un informe de la UICN, publicado en el 2013, los anfibios son el grupo de animales que mayor amenaza sufren.

Esto se da por la contaminación de los ríos, la destrucción de su hábitat, la introducción de especies invasoras, la caza y el comercio ilegal. "Más del 30% de todas las especies de ese grupo figuran en la Lista Roja, le siguen los mamíferos con el 25%" .

En el caso de las aves rapaces, como el águila harpía, su desa­parición implicaría que se pierda un indicador biológico natural, pues miden qué tan sano es un hábitat.

En el Ecuador hay proyectos de conservación como el de oso de anteojos y el cóndor.

Algunos ejemplares en riesgo

  • Oso de anteojos (Tremarctos ornatus). En el país hay una estra­tegia nacional para su conservación.
  • Boa del Chocó (Corallus blombergi). Es una especie ovovivípara,  tiene hábitos arbóreos y caza en la noche.
  • Rana saltona de muslos brillantes (Allobates femoralis). Vive en la Amazonía. Es una especie diurna.
  • El jaguar amazónico (Panthera onca centralis). Se alimenta de venados, pecaríes, tortugas y peces.
  • Águila harpía (Harpia harpyja). Es una de las rapaces de mayor tamaño del mundo, de pico y garras fuertes.
  • Ballena azul (Balaenoptera musculus). Se alimentan exclusivamente de krill. Tiene costumbres migratorias.



Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (12)