18 de July de 2010 00:00

25 439 cupos para 8vo se sortearon en 10 minutos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Sociedad

Con una ficha de inscripción en la mano, José Quilumba acudió el viernes al Ministerio de Educación, en Quito. No estaba seguro de que su nieto, Christofer, obtuviera un cupo para el 8vo. año de básica. Al ingresar a la Internet, descubrió que su nieto fue uno de los 25 439 beneficiados. El sorteo de los cupos duró menos de 10 minutos, mediante un sistema electrónico que designa automáticamente a los favorecidos. 101 planteles como el Mejía, Central Técnico, Eugenio Espejo, Manuela Cañizares, entre otros, ya tienen nuevos alumnos de octavo de básica. La lista de los beneficiados está publicada en la página www.educacion.gov.ec. Por primera vez, los colegios públicos con más de 1 200 alumnos se acogieron a esta forma de sorteo. El viernes, la viceministra de Educación, Cecilia Freire, explicó el proceso en el auditorio del Ministerio de Educación. Frente a un computador portátil y con la ayuda de un técnico en informática, la funcionaria hizo un clic que inició el sorteo. Una pantalla gigante mostraba la información de los planteles conforme se iban distribuyendo los cupos. Las autoridades de los diversos colegios de Quito asistieron para verificar el proceso. Mercedes Loachamín, rectora del Colegio Simón Bolívar, consideró que este sistema es más rápido. Este colegio tenía 520 cupos disponibles y todas las plazas se llenaron. Mientras que otras instituciones de Quito, como el Santiago de Guayaquil y Diez de Agosto aún tienen más de 100 cupos disponibles. Hace un mes, el 14 de junio pasado, comenzó la preinscripción en línea. El proceso generó confusión entre los padres de familia que no sabían cómo acceder a la Internet y algunos acudieron a los cibercafé, cerca de los colegios. Ese mismo día, los rectores acudieron a un curso de capacitación. Cada estudiante podía postular para máximo tres instituciones educativas, tomando en cuenta que estén cerca de su casa.Loachamín señala que el Ministerio de Educación le notificó al respecto cuando el Simón Bolívar ya se organizó de otra manera. “Pero, de un momento a otro, nos mandaron un comunicado”. Una vez inscritos por la Web, los padres de familia debían acudir a cada plantel para entregar documentos como libreta de calificaciones y partida de nacimiento. Cada uno tenía un número de turno y una fecha específica. Este proceso, señaló la Viceministra, evitó las largas filas y las practicas no legales que se daban en las inscripciones. En total se recibieron 54 653 postulantes, pero después de verificar cada ficha y los documentos, entraron al sorteo 41 170 alumnos. Los abanderados del pabellón nacional, los estudiantes con alguna discapacidad y los que tienen hermanos en la misma institución, tuvieron prioridad. Hasta el 50% de los cupos se destinó para ellos. El resto de plazas se sorteó entre los demás alumnos. “Quienes no fueron favorecidos en ningún plantel, irán a una lista de espera”, señaló Freire. Esos alumnos serán ubicados en los colegios que no tuvieron demanda de postulantes o los que tengan menos de 1 200 alumnos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)