15 de February de 2014 11:28

21 consejos para mantener la llama del amor encendida

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 17
Indiferente 15
Sorprendido 23
Contento 16

Dar cariño porque sí, sin obligar a que el otro haga lo mismo. Esa es la clave para que diariamente recuerdes que debes conquistar a tu media naranja. Sobre esta recomendación básica coinciden los expertos en terapia de pareja, Pablo García y Jacqueline Estrada.

De sus múltiples consultas, los especialistas brindan algunas consideraciones que puedes poner en práctica para evitar que la rutina, el trabajo y el tiempo afecten tu relación sentimental.

Los consejos no te dan la solución completa y dependen de tu actitud. También, recuerda que los resultados no serán inmediatos, pues toman tiempo. En muchos casos los determina la intensión, dedicación y frecuencia que decidas darle a tu media mitad.

  • Aceptar los desacuerdos. La pareja debe aprender que vivir juntos es convivir en desacuerdo y con sus diferencias. Esto ayuda a entender que no todo es armonía en la relación, para sobrellevar los problemas.
  • Preocúpate por la sexualidad. El aspecto sexual es muy importante porque es el que vuelve a un individuo ’exclusivo’ de la persona. El frío de la pareja lo determina la falta de la sexualidad.
  • Identifica la etapa de tu relación. Una pareja atraviesa diferentes niveles: el cortejo, la convivencia, la formalidad para criar a los hijos y la madurez. Determina en qué momento se encuentran ambos.
  • Ten presente siempre a tu pareja. Habla de él o ella y exalta sus cualidades. A menudo se da por entendido que el otro lo sabe, cuando no es así. Recuerden cosas buenas de ambos.
  • Motivación. La relación de pareja necesita cotidianamente un nutriente, un sentido para seguir adelante y no caer en aburrimiento. Es importante que le hagas saber que él o ella está en tus pensamientos. Según los gustos puedes enviar mensajes, o esconderle una pequeña nota en la billetera y expresarle tu afecto.
  • Dedicación. Sorpréndelo con los detalles. Tanto el hombre como la mujer deben demostrase que están al pendiente del otro, con una llamada en la cual no le debes preguntar dónde está, sino más bien un saludo. También puedes halagarlo con un regalo. Recuerda que los obsequios no solo se dan en fechas especiales o para que te disculpen por un error.
  • Expresión. Las miradas y hasta el tono de voz son importantes al momento de comunicarte. Recuerda demostrar cariño en cada gesto. No es cursilería, es más bien un modo de demostrar cómo también te gustaría que el otro te trate.
  • Evita resentimientos. Aprende a manejar los distractores de la convivencia, como rencores o desconfianza. Aleja las dudas hacia tu pareja y mantén la comunicación.
  • Generar afecto físico. Toma la iniciativa sobre gestos como abrazos y besos. Recuerda lo bien que les hace el apego a ambos.
  • Pide atención. Es prudente que también le hagas saber que deseas las mismas manifestaciones de cariño. No esperes que tu pareja adivine lo que a ti te gusta, si no se lo dices.
  • Sé altruista. El amar a tu pareja no se logra con el ‘dar para recibir’. Más bien debes pensar en que ‘doy cariño, porque soy feliz dando”. De esta forma, te sentirás tranquilo porque diste todo. Y si no funcionó es un problema del otro, no de la pareja. Nunca pienses en que ‘te cansas de dar afecto’.
  • Acorta distancias con tus palabras. Ten en cuenta que una pareja con más acercamiento se susurra, mientras que las que las que están alejadas, gritan.
  • Respeta el silencio del otro. A veces es prudente que la pareja no se diga nada. Sin embargo, recuerda que el silencio debe permitir la reflexión. No elucubres cosas que no son, ni te enojes. Es mejor saber qué decir y en qué momento.
  • Cuida tu imagen. Recuerda que la atención que le dedicas a tu cuerpo demuestra el amor por ti mismo. Te ayudará a sentirte bien. A la par, esto hace que tu pareja siga interesado. Generalmente, al hombre le gusta lo que mira y a la mujer le gusta lo que escucha.
  • Realiza actividades diferentes. Los paseos y las salidas permiten cambiar la rutina y conocer otros sitios fuera de la intimidad de tu casa.
  • Salgan con parejas de amigos. Las citas entre parejas similares permiten reflejarse ante los demás. Es importante obtener el reconocimiento de ambos, frente a otros.
  • Colabora con las tareas del hogar. Cuando decides ayudar al otro en labores domésticas, tu pareja tiene más tiempo para dedicarte. En muchos casos incluso mejora la vida sexual porque existe más disponibilidad.
  • Caricias espontáneas. Expresa el cariño que sientes por tu ser querido cuando lo sientas. No te reprimas, ni avergüences.
  • Respeta el espacio y el tiempo de tu pareja. Siempre una persona siente el deseo de estar consigo mismo. Sin embargo, esto a veces se complica cuando uno de los dos es infiel. Debes aprender a confiar.
  • Enséñale lo que te gusta. De acuerdo a la forma en como tú halagas a tu pareja, le indicas que también te gustaría que te traten de esa manera.
  • Dedícale tiempo a ustedes dos. Es imprescindible que conquistes la voluntad de tu ser querido y que disfrutes del tiempo que puedan pasar en complicidad.
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (41)
No (12)