16 de agosto de 2014 09:50

Más de 100 títulos de cine ecuatoriano circulan en la red de mercado del DVD

Venta de DVD. Foto: El Comercio
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 10
Contento 0
Fernando Criollo.  Redactor (I)

El DVD es un canal más en el proceso de venta y distribución de una película. En el Ecuador, desde hace unos cuatro años realizadores ecuatorianos y un sector de comerciantes ensayan un modelo de negocio que favorezca la comercialización del cine ecuatoriano sin perjudicar el derecho de sus autores.

El lanzamiento de ‘A tus espaldas’ (2010) en DVD fue una de las primeras y más exitosas experiencias. El director Tito Jara explica que esta ventana de distribución era un espacio negado en el mercado nacional. Pero a raíz de la intensificación del control y sanciones ejercidas por el Instituto Ecuatoriano de Propiedad Intelectual (IEPI), los comerciantes de productos audiovisuales se organizaron en distintas asociaciones y apostaron por un proceso de regularización.

Jara se reunió con los representantes de estas asociaciones quienes propusieron la compra de una licencia para la reproducción de un primer tiraje de 25 000 copias de la película.

Según Ricardo Guachamín, de Asavip, las primeras 20 mil copias se vendieron en 40 días. Un éxito que Jara atribuye a la demanda en cines para una película que salió de cartelera luego de 10 semanas, con un 92% de ocupación en salas, lo que mantuvo la expectativa.

Otro de los factores fue la extensa red de distribución que forman los socios de estos gremios. Actualmente entre las dos principales asociaciones (Asavip y Asecopac) suman alrededor de 1 800 socios. Sin embargo, según datos del IEPI, se calcula que a escala nacional hay unos 50 000 comerciantes que se dedican a esta actividad.

‘A tus espaldas’ va por su octava edición en DVD y su primera en Blue Ray con un tiraje que suma 85 000 copias. La película también se comercializó en cines de tres países, en TV, tres aerolíneas y dos plataformas digitales. Pero el DVD y la taquilla en cine son las dos principales fuentes de ingresos por ventas. Jara asegura que hubo intentos de ‘piratear’ la película, pero fueron contenidos con la denuncia de los mismos comerciantes que veían en ello una competencia desleal, el seguimiento de los productores y el control del IEPI.

La institución ahora trabaja en la campaña ‘No agredas a tu industria’ con la que busca que todos los comerciantes se adhieran al proceso de regulación y que, por otra parte, el consumidor tome conciencia sobre el respeto al trabajo de los productores nacionales. Santiago Cevallos, director nacional de Derecho de Autor y Conexos, se refiere a un sondeo del Ministerio de Cultura, el cual revela que el aporte de las industrias creativas al Producto Interno Bruto es del 1,68%.

“Lo que significa que esta actividad aporta más a la economía que la industrialización del azúcar o del agua, por ejemplo. Aunque en economías como en la de EE.UU. las industrias creativas superan el 10% de aporte al PIB”. Por eso es importante -dice Cevallos- articular políticas que impulsen la industria cinematográfica como parte del cambio de matriz productiva, que busca rentabilizar productos intangibles.

Aunque el IEPI realiza el registro de obras cinematográficas (ver tabulado), no existen datos precisos sobre el tiraje, ediciones o recaudación que genera la venta de películas en DVD puesto que la negociación de licencias se hace directamente entre los realizadores y los distribuidores.

Son acuerdos en los que se fija el precio por unidad y la distribución de los ingresos entre los actores involucrados (ver infografía). Paco Franco, representante de la empresa de distribución Express Max, calcula que a la fecha habrá unos 100 títulos de cine ecuatoriano en DVD. En lo que va de este año ya se han producido 17 títulos nuevos.

Desde el 2012, esta empresa adquirió las licencias de 76 filmes para reproducir 229 800 copias, de las que se han vendido 119 781. Pese a la oferta, Omayra Moscoso, de Asecopac, explica que de cada 100 películas que se venden una es nacional. Las copias ilegales de filmes internacionales cuestan, más o menos, USD 1; la nacional -tras el acuerdo- promedia los USD 4,99.

Franco añade que hay problemas en la estrategia de venta. “El mejor momento para sacar el DVD de una cinta es cuando apenas sale de carteleras”. Esa fue la opción de cintas como ‘Saudade’ y ‘El Facilitador’, con 5 000 copias cada una.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)