Tiempo de lectura: 3' 39'' No. de palabras: 590

El fundador del portal internet Megaupload.com, detenido en Nueva Zelanda por demanda del FBI que lo acusa de piratería masiva, permanecerá en prisión hasta el examen de la demanda de extradición de Estados Unidos, el 22 de febrero, decidió hoy, miércoles, la justicia neocelandesa.

Un juez neocelandés rechazó hoy la demanda de liberación bajo fianza de Kim Schmitz, alias “Kim Dotcom”, un alemán de 38 años, detenido el viernes en su elegante propiedad de Auckland, con otros tres responsables de Megaupload.

“Gracias a la determinación y a los recursos financieros (de Schmitz), existe un riesgo cierto de que huya”, declaró el juez David McNaughton en un veredicto escrito.

Sólo en 2010, Kim Schmitz habría ganado 42 millones de dólares gracias a sus actividades en internet, según las autoridades estadounidenses.

El imponente hombre de negocios apareció en plena forma a la salida de tribunal, saludando a sus hinchas que se habían congregado al exterior.

La fiscalía neocelandesa se oponía a que fuese puesto en libertad, argumentando que la policía había encontrado en su domicilio pasaportes y tarjetas de crédito con diferentes nombres.

También recordó que en el pasado había huído a Tailandia para escapar a la justicia alemana, que lo buscaba por otro caso. Alemania no extradita a sus ciudadanos a Estados Unidos.

La defensa alegó que Kim Schmitz no tenía la intención de escapar y que deseaba permanecer en Nueva Zelanda junto a sus esposa que está encinta.

“Todos sus haberes fueron congelados, y todos sus recursos confiscados. Vive aquí con su esposa y su familia. No tienen ninguna intención de abandonar Nueva Zelanda ” , declaró su abogado, Paul Davidson, que anunció presentaría un recurso de apelación.

La justicia estadounidense dispone de 45 días para presentar la demanda de extradición de Schmitz y sus tres asociados detenidos con él, pero el procedimiento podría llevar meses, el tiempo que la justicia neocelandesa se pronuncie sobre el carácter criminal o no del caso Megaupload.

Otras tres personas están implicadas en el acta de acusación de Estados Unidos.

Las autoridades holandesas anunciaron el martes la detención de un estonio vinculado al caso, sin confirmar si se trata de Andrus Nomm, un programador encargado del mantenimiento del portal, y que figura en el acta de acusación estadounidense.

Instalado en Hong Kong, el portal Megaupload, que afirma reúne diariamente a 50 millones de usuarios y representa 4% de la red, fue cerrado la semana pasada por la justicia estadounidense.

Esta confiscó 50 millones de dólares en activos y acusó a los responsables de Megaupload de haber ganado unos 175 millones de dólares, provocando un perjuicio cifrado en 500 millones de dólares a los detentores de los derechos de autor.

A la cabeza del negocio, el imponente “Kim Dotcom” vivía de manera muy lujosa en su inmensa “mansión Dotcom” cerca de Auckland, donde la policía confiscó entre otros un Cadillac rosado de 1959 y un Rolls Royce Phantom, así como obras de arte.

El cierre de Megaupload, que provocó conmoción en el mundo de internet, fue seguido inmediatamente por represalias del colectivo de piratería Anonymous, que durante varias horas dejó fuera de servicio los portales del FBI y del ministerio de Justicia estadounidense, así como el de la presidencia francesa, que había saludado la iniciativa de la justicia estadounidense.

Kim Schmitz es pasible de una pena de 20 años de prisión.

Califique
2
( votos)