Tiempo de lectura: 7' 52'' No. de palabras: 1356

La compra de un sistema operativo ilegal puede resultar familiar. Pero, ¿por qué hacerlo?, si el mercado ofrece ‘software’ libres o privados para descargarlos gratuitamente o adquirirlos pagando un costo.

La diferencia entre estas dos opciones es que en el sistema operativo libre existe la posibilidad de que los desarrolladores compartan el código fuente del programa. Esto para que el usuario final lo pueda modificar y distribuirlo en forma masiva.

Según Rubén Rodríguez, desarrollador del sistema Trisquel, estas dos características se suman al significado de libertad de un ‘software’: estudio del código fuente por parte de los desarrolladores y la posibilidad de hacer públicas las mejoras del programa.

Para migrar de un ‘software’ libre a uno propietario o viceversa, el usuario final tendrá que considerar siete factores, según José Miguel Parrella, encargado de Software libre Microsoft de Ecuador. Primero se debe saber cuál será el costo de implementación, pues que sea libre no significa que sea gratuito.

Por ejemplo, Trisquel puede ser descargado gratuitamente. Pero también es posible hacer aportaciones simbólicas de USD 1 ó 2, dice Rodríguez. Mientras que el paquete de programas privados de Adobe es capaz de costar más de USD 1 500.

En el caso de uno propietario gratis como Live Edu, el usuario solo tiene que instalarlo. Sin embargo, el desarrollador no comparte el código fuente.

Parrella dice que los precios de programas privados para las instituciones educativas son preferenciales. Se cobran aproximadamente USD 2,50 por la instalación. Otro factor es estar consciente del conocimiento previo del sistema. En una empresa es necesario prever una posible capacitación o la contratación de personal autorizado.

Como tercer punto hay que ver si el ‘software’ está disponible en un servidor o se necesitan adquirir ‘hardware’ nuevos y considerar si en la ejecución del sistema se requiere de un departamento de soporte para solucionar inconvenientes futuros.

En un hogar, la prevención es la misma. José Benítez, de 36 años, dice que cuando instaló el sistema libre Inkscape en la computadora de su hijo, no fue necesario adquirir otra computadora. No obstante, ha recurrido más de tres veces a un experto en ‘software’ para que lo actualice. “Gasté más de USD 200 en la asesoría”.

La seguridad es también otro factor a medir, dependerá del nivel de experiencia de la compañía desarrolladora del programa o del sitio de descarga.

Como quinta consideración, el retorno de inversión también es importante en empresas y hogares. La estudiante de Multimedia Cristina Pérez, de 18 años, editaba videos en un programa gratis que vino instalado en su computadora. Pero por problemas y errores de formato tuvo que instalar un sistema de edición privado. La joven gastó más de USD 1 000. Pero asegura que a través de Final Cut pudo aprender y desarrollar sus habilidades de edición.

Por esas razones hay que examinar detenidamente si la inversión favorece en las funcionalidades, dice Parrella como sexto factor.

Adicionalmente, en la actualidad no se puede esquematizar el uso de un sistema en específico. La realidad es que los usuarios finales en empresas u hogares están utilizando sistemas de programación mixtos para aprovechar las herramientas de cada programa, que oferta el mercado.

Rodríguez enfatiza que en uno libre, el usuario final tendrá el control de las funciones que el ordenador realice. Eso es lo que hizo Pedro González, de 25 años. El alumno de Diseño compartió con amigos el sistema de Blender.

Los  sistemas libres más utilizados en el país

El 70% de los portales en la Internet  funciona con Apache HTTP, servidor web  que utiliza  una tecnología Open Source sólida.    

Gimp es un sistema operativo similar al programa de Photoshop y sirve para  procesar y modificar cualquier contenido gráfico.

Con Inkscape los estudiantes  o profesionales de diseño gráfico podrán realizar su trabajo. Es ideal para contenidos en 2D.

Blender es una alternativa libre que sirve para animar en 3D . A través de esta opción  puede hacer películas como ‘Toy  Story’.

VLC Media Player  es un  ‘software’ desarrollado por VideoLAN que permite reproducir contenidos multimedia o  screamming.

LibreOffice es una suite  ofimática libre y gratuita, compatible con  Windows, Mac y GNU/Linux y permite editar documentos.

Firefox es el navegador  con mayor uso en las computadoras. Lo desarrolla una organización sin fines de lucro de forma gratuita.

Scribus  es un programa de  maquetación de sitios  de código abierto. Se pueden utilizar  herramientas de diseño y crear artes.

Joomla sirve como una  alternativa para realizar  gestión de contenidos en Internet a través de redes locales y una base de datos.

Trisquel es un sistema operativo  libre y gratis  para escritorio. Puede ser utilizado  en hogares, empresas o sistemas educativos.

Los programas privados con mayor acogida

People Soft es un ‘software’  para ejecutar acciones financieras contables de una empresa que cuente con este modelo de negocio.

Sap es un sistema  desarrollado  por una compañía alemana que  sirve para realizar soluciones de negocios integradas.

Adobe es uno de los paquetes  de programación de diseño más costoso del mercado con el que se crean y modifican imágenes.

Cobis es un sistema  desarrollado en Ecuador para la automatización de bancos. Se exporta a 15 países en Latinoamérica.

Multi Point Server es una  opción para ejecutar tareas  educativas  entre estudiantes y docentes sin la necesidad de  computadora.

Windows 7 no requiere  la  actualización de ‘hardware’, se lo puede actualizar en una computadora de escritorio o netbook.  

Office 2010 es  una versión  de  suite ofimática  que se distribuye   gratuitamente  y permite tener una oficina dentro de un ordenador.

Live Edu es  un programa  propietario gratis  para educación que ayuda a las instituciones y docentes  a virtualizar la educación.

Spyral es un nuevo sistema  de  programación  que sirve para gestionar el mercado de negocios local. Fue programado en el país.  

Cognos es un ‘software’  creado   IBM  que  permite gestionar los sistemas gerenciales de más de 23 000  empresa a nivel mundial.

Punto de vista

Antonio Sánchez,  pdte. de  AESOFT.

‘El usuario debe optimizar los procesos ’

Ambos sistemas operativos son válidos cuando son aprovechados correctamente. El uso dependerá del modelo de negocio de la empresa.  Sin embargo, hay que considerar que los sistemas propietarios son medidos por la experiencia de la compañía que los crea y porque esta tiene las mejores prácticas comerciales, empresariales y de gestión. Además, la entrega del código  fuente al cliente final no es lógica, ya que este deberá adaptarse a las funcionalidades que el sistema le ofrece. Los usuarios no tienen que  automatizar los procesos, sino que optimizarlos. Además,  el programador no se limita al desarrollo de un solo ‘ software’.

Quirilo Ordóñez,  presidente ASLE

‘Los códigos  no deberían  estar monopolizados’

La posibilidad de compartir un ‘ software’ es un acto bondadoso.  El objetivo es que los programadores  no regalen su  trabajo, pero sí que no lo monopolicen adueñándose del código fuente.  Migrar de un ‘software’ libre a un propietario es hacer una inversión porque con el dinero del desarrollo de un sistema privado se pueden mejorar ‘software’  libres a bajo costo. Por ejemplo, un programa propietario puede costar USD 10 000, pagado por una sola persona, pero con uno libre se puede crear una comunidad de 1 000 personas, con USD 10 cada uno y compartir el código. Así, la inversión de un año se podría amortizar  en el segundo.





Califique
2
( votos)