Tiempo de lectura: 4' 36'' No. de palabras: 723

Más de 16 millones de personas juegan The Sims Social en Facebook, un videojuego en tiempo real que permite a los miembros de la red social recrear una vida virtual. Según Mundo Leoweezer, un portal de entretenimiento francés, el The Sims Social es el videojuego más popular de la red social desde su lanzamiento en agosto del 2011.

Con esta plataforma de entretenimiento, el usuario de Facebook puede crearse a sí mismo, alimentarse, asearse, dormir y sociabilizar con amigos dentro de la Red.

La empresa estadounidense Electronic Arts y Playfish crearon esta plataforma de entretenimiento, donde lo primero que hay que hacer es crear un personaje o ‘sim’ y construirle una vida virtual, con el objetivo de satisfacer sus necesidades, aspiraciones y sueños. El juego cuenta con nueve personajes con diferentes estilos de vida. El usuario pude crearlos como creativos, friki, villano, de alta sociedad, roquero, introvertido, magnate, atleta y romántico; dependerá de gustos.

La interfaz del juego es simple y su programación indica al jugador ciertas actividades que puede realizar en su mundo virtual. También hay la opción ‘libre albedrío’ que permite al personaje jugar sin reglas; él decidirá.

El videojuego ofrece diferentes ‘habilidades’ o entretenimientos para el personaje como: escritura, cocina, pintura, música y otras. El objetivo es que el usuario suba la complejidad de las actividades para que alcance los niveles más altos en la red.

Al llegar a los niveles altos, el personaje puede obtener nuevos objetos. Por ejemplo, en el nivel 30, el ‘sim’ obtiene un caballete u ordenador. Mientras que en la categoría de música, en el nivel 10, tendrá una guitarra o un teclado. En ocasiones, las habilidades son parte de las misiones que el videojuego le da al jugador.

Así como en la vida real, en The Sims Social las personas se pelean, se enamoran, se conocen... En las diferentes categorías de relación, cada personaje cuenta con una particularidad. Por ejemplo, los grandes enemigos pueden patear al bote de basura en una pelea con otro personaje.

Cuando el jugador decide crearse una segunda vida en la plataforma de entretenimiento deberá estar consciente de que los ‘sims’ también tienen necesidades; la única diferencia con la vida real es que el ‘sim’ no puede morir. Las necesidades básicas de los personajes son: diversión, alimentación, higiene y el sueño.

Cuando el ‘sim’ quiera dormir, la forma más efectiva es llevarlo directamente a la cama para que descanse. Si el usuario de la Red no lo desea, puede brindarle café en grandes cantidades.

Cuando las necesidades se cumplen, el personaje se sentirá bien, pero cuando el usuario de la red social se olvide de satisfacer alguna de ellas, el ‘sim’ presentará problemas. Por ejemplo, cuando el usuario olvide su comida, el ‘sim’ cambia de estado de ánimo y no obedecerá las órdenes y las indicaciones del juego; el personaje destinará su tiempo en cumplir sus necesidades. Para que el usuario se percate del ‘genio’ de su personaje, el juego ofrece un medidor de estado de ánimo: va desde verde intenso (buen humor), verde claro, amarillo, naranja, rojo y gris (enojado). A este servicio se le puede añadir el medidor de diversión, que dependerá de la personalidad establecida en el ‘sim’.

Por ejemplo, un ‘sim’ con una personalidad atlética no se sentirá bien cuando pasa su tiempo jugando en la computadora.

En este mundo real también existe el dinero. Los ‘sims’ tienen tres monedas: el Simoleon, SimCash y Puntos Social. Estas monedas se usan para comprar artículos en el mundo virtual.

Cuando el jugador comienza el juego en Facebook, recibirá el 20 SimCash de forma gratuita.

Plataformas  del  juego

The Sims es el videojuego clásico, disponible desde el 2000 en las PC. Cuenta con más de 100 millones de copias.

También está disponible en Windows, Mac OS X, Nintendo GameCube, PlayStation 2, XBox y teléfonos inteligentes. En iPhone cuesta USD 6,99.

Antes de publicar el juego, sus desarrolladores lo llamaban ‘casa de muñecas’ o ‘el juego del inodoro’, por su similitud con las actividades en el mundo real.     

En el 2002, el videojuego tradicional  consiguió el récord mundial de ventas,  superando al famoso videojuego a escala mundial conocido como Myst.

Califique
2
( votos)