Tiempo de lectura: 2' 42'' No. de palabras: 413

La NASA anunció que busca iniciar un nuevo capítulo en la exploración de Marte con el lanzamiento de un vehículo todoterreno que durante dos años buscará en el ‘Planeta Rojo’ materiales orgánicos, que son imprescindibles para que haya vida.

El robot sobre ruedas se llama Curiosity (Curiosidad, en inglés), y la agencia espacial estadounidense espera que haga justicia a su nombre.

En principio llegará a Marte en agosto del próximo año y comenzará a medir, taladrar, excavar, fotografiar y analizar. Para ello dispone de todo tipo de equipos, desde sensores de rayos X hasta un láser. Pero primero, el vehículo debe llegar en buenas condiciones, algo que puede fracasar ya en el mismo lanzamiento.

Rusia experimentó recientemente cómo su sonda Fobos-Grunt quedó atrapada en la órbita de la Tierra. El martes fue dada oficialmente por perdida.

De llegar a su destino en Marte, Curiosity (que pesa 900 kilogramos) habrá recorrido unos 570 millones de kilómetros y llevado a cabo una maniobra de aterrizaje única. La sonda se aproximará a la superficie del planeta a una velocidad inicial de 19 000 kilómetros por hora, para luego frenar con ayuda de turbinas y un paracaídas y luego desprenderse con cables sobre Marte, como si colgara de una grúa.

Sin una luna lo suficientemente grande como para estabilizar su inclinación, Marte ha sufrido dramáticos cambios climáticos a lo largo del tiempo a medida que su eje se bamboleaba más cerca o lejos del Sol. La historia de lo que ocurrió durante esos tiempos está químicamente guardada en sus rocas, incluyendo el hecho de si hubo en su superficie agua líquida y otros ingredientes que se creen necesarios para la vida y, de ser así, por cuánto tiempo.

En el 2004, los vehículos del tamaño de carritos de golf Spirit y Opportunity aterrizaron en lados opuestos de Marte para estudiar el tema del agua. Sus misiones de tres meses se extendieron a siete años. Spirit sucumbió al duro invierno el año pasado y Opportunity comenzó una búsqueda en una zona nueva llena de barro formado por el agua.

Ambos robots encontraron pruebas de que en el pasado hubo agua en las rocas de Marte. La sonda Curiosity se enfocará en la búsqueda de otros elementos claves para la vida, particularmente orgánicos. Entre otras características, podrá tomar fotos panorámicas del ‘Planeta Rojo’.

Califique
2
( votos)