Tema
María Cárdenas R.
viernes 29/12/2017
Consecuentes
Una vez más, hay aires de cambio. Un paso para adelante, quizá dos. Habrá que ver si no continuamos bailando como el cangrejo, uno para adelante y dos para atrás. Hay aires frescos y nos deja expectantes. ¿Será que, en estos días, nos descuidamos, dedicando tiempo a la familia y a las festividades y, despertamos con una realidad diferente, de reciclajes no merecidos, de novedades judiciales inesperadas e incomprensibles?
viernes 01/12/2017
#metoo
La sumisión, permiso inconsciente que abre la puerta al abuso de un superior, un controlador, un poderoso, ante quien la seguridad personal se desmorona. Reacción inicial al miedo que paraliza. Gigante, aterrador, monstruo incontrolable que, con su sola presencia, distorsiona los principios, inclusive, confundiendo la moral y la ética, en quién sufre, repentinamente, aunque puede ser una constante, modificadora de su acción, aprisionando su voluntad, inteligencia y emociones. La mujer, por la cultura en la que vivimos, es especialmente susceptible, aunque los hombres lo sufran y no lo acepten, a este miedo que obliga a actuar de maneras insospechables, por mantener un trabajo o lograr una posición, sus esperanzas vivas, en definitiva, por sobrevivir en el ámbito personal o profesional.
viernes 27/10/2017
Presuntos
Presuntos violadores, presuntos coimadores, presuntos corruptos o criminales de todo tipo que, encerrados, o en plena libertad, burlando la justicia con habilidad suprema, cuya defensa que no denota vergüenza, recorre las vitales arterias del país. Sospechosos de un largo listado de crímenes codificados, pero nada se les puede comprobar porque, los probables corruptores o criminales comunes, tienen sangre real, de la intocable, en un país donde la justicia es, también, solamente presunta justicia. La ilegalidad está atrapada entre la verdad y la supuesta verdad, dependiendo desde el contexto del cual se la aprecie. El conformismo se apodera por simple agotamiento, incredulidad y una serie de acontecimientos que prometen, pero, como ya es estándar, no cumplen.
viernes 15/09/2017
Anestesia
Propusieron un paraíso verde. Promesas de grandes obras en raudales, diez años de ofrecimientos, pero tenemos carreteras. La promesa fue el paraíso, verde como el rico país, jamás imaginamos que, hasta las carreteras se pavimentarían con el color de los billetes, bien camuflados, que, con el desgaste del tiempo, aparecerían, tímidos pero seguros, mudos testigos de un pasado reciente que aún marca el presente. Ante las verdosas palabras de supuesta esperanza para todos, sin diferencia, la verdad se descubre por su propia fuerza. Falta el impulso final, que alcance la justicia justa. La que no diferencia los colores; obligatoriamente, liberando a los denunciantes, juzgando a los denunciados. Al pueblo, en tonos de verde y palabras jugosas, abusadoras de la dignidad humana, le inyectaron anestesia para curar sus males. Adormilaron sus ojos con videos promisorios. Ensordecieron sus oídos con repetitivas frases de un futuro que nunca llegó. La anestesia sigue fluyendo, amarrando sus pensami
viernes 01/09/2017
Alternativa
Amanecimos un día, después de diez años perdidos, en una realidad paralela. Una alternativa a la realidad con la clara construcción de frases que pretenden llenar el espacio del escenario existente. Una metralleta de furia, disparatadas palabras que estiman estar en contexto, pero son clara demostración de una desesperación irracional, cuando, ante la expectativa del pueblo ecuatoriano, parecería que la justicia y la legalidad se apoderan del presente, dando fin a una era imaginaria. Llama impotente a la defensa de una revolución, que alocó las mentes de quienes vieron una amplia apertura para colmar sus esperanzas en medio de la desesperanza de un pueblo que creyó en promesas vacías, vanidosas, de grandeza.
viernes 04/08/2017
Nada
Nada. Nada nuevo se dijo. Minutos que confiamos devolverían el rumbo de la historia, fueron nada. Expectantes, ante la prometida revolución que cambiara la ruta, que, como bien lo ha dicho él, cayera quien cayera, recuperara la década perdida. Despachó el informe económico, calmo, medido, serenísimo, ante la indispensable revisión, en teoría, camino de vuelta a la realidad. Había ofrecido hacerlo. Cumplió. Descubrió lo que ya sabíamos, que la situación del país es grave, atreviéndose, valiente, a negar lo asegurado, rompiendo con quien ya no está, el fantasma que tuitea con descaro y con quien lo suple en persona. Se enfrenta al pueblo y toda una red de ovejunos pensadores y sumisas defensoras del pasado que ya no es ni, permitiremos que vuelva a ser. Corre la cortina de humo a sabiendas de que hay los guerreros de a pie, quienes, cuidando sus espaldas, osan apoyar la debacle venezolana. Ecuador, es, sin duda, lo mencionó, la casa de todos, ¿De los principios y legalidad que se han esf
viernes 21/07/2017
Aires de libertad
Corren aires de libertad. El clima se aloca. Las sumisas, agitadas, alardean que se está exagerando el concepto de democracia. ¿Se avecina una tormenta de revolución en la que la ciudadanía rompe con las cadenas del miedo? ¿Será que las camisas de fuerza explotan? Parecería que hay voluntad de transparentar, pequeñas rendijas de luz. ¿Serán estos actos esperanzadores un nuevo teatro, cuidadosamente montado, tanto así que, sin cámaras ni micrófonos, sánduches, colas y tanta bien entrenada camiseta verde para seguir el guión de los aplausos, nos asalten, sorpresivamente, aquellos obscuros sábados? ¿Se alejarán los ovejunos actos y pensamientos, tal cual el mandatario estaría prediciendo en sus tweets?
viernes 07/07/2017
Piedra, papel o tijera
Un par de niños, uno frente al otro, envalentonados, deciden su grave dilema, quién paga los helados. Quietos, sus pies bien plantados, miden sus fuerzas. Una mano tras sus espaldas, la otra inquieta al frente, lista para actuar. ¡Piedra, papel o tijera! Resuenan sus voces y con movimiento relámpago, cada cual, a su antojo, saca la seña que cree será victoriosa, venciendo al contrincante. La piedra vence a la tijera, por dura, poco maleable, por ser rígida. Problema resuelto, el de la piedra ganó la apuesta y comerá helados gratis. Sencillo, solucionan así sus problemas, la justicia es justicia, clara, transparente, equitativa. En definitiva, justicia, sin más. Esto es entre niños, pero no aplica entre adultos, menos, cuando son políticos, peor, si representan a Ecuador y electos por el pueblo. Inadmisible.
viernes 23/06/2017
Método o locura
Enfrentarse a la locura sin parámetros, ciega y sorda, permisiva es, hoy, normal. Nos deja sin palabras. El entendimiento no alcanza, la lógica no funciona y el sentido común queda sin adjetivo que lo describa. No es raro, ojear los titulares, escuchar comentarios o entrevistas en radio y televisión, revisar los medios sociales, y quedar, con la boca desencajada. Robo es robo, corrupción es corrupción.
viernes 09/06/2017
Tarea de todos
mcardenas@elcomercio.org
viernes 26/05/2017
La sombra
¡Qué carga! ¡Tan pesada, tan difícil de jalar! Una herencia que será una sombra permanente en la vida del mandatario entrante, porque el anterior, simplemente, como gato con sus garras, intenta perpetuarse. No quiere dejar el enviciante poder, desprenderse de lo que le daba vida. Piensa que nadie después de él, se acomodará en la banda presidencial. Ni a su propio recomendado, su heredero en el poder, le quedará bien. ¡Qué carga tan pesada! Una sombra permanente, el sol nunca más cambiará de posición, hará sombra.
viernes 28/04/2017
No me acostumbraré
Escucho, veo a la juventud. Airados. Con convicción. Seguros de lo que buscan, de su anhelo. Pisan el pavimento con fuerza, no lo temen. Practican un derecho innato, el de la libertad de expresión. Aunque, realmente no alcanzan a imaginar el significado. Ondean sus banderas, sus voces lanzan la protesta que nace en sus almas. Ahí, en el fondo de esos seres, nuevos aún sobre la tierra, yace la esperanza de sus sueños. Muchos, inseguros de lo que significa la palabra democracia y, sin verdadero conocimiento de la real sensación de la práctica de la vida en libertad. Tienen diez y ocho años, quizá, veinte y ocho. No hace diferencia, la mayor parte de su vida, la han vivido en una revolución inexistente; fracasada, sorda, ciega, inmóvil ante una nación que resbala, sin regreso, hacia el derrotero que han permitido, por inconsciencia, probablemente, por confianza en la fuerza natural positiva.
viernes 14/04/2017
Calladitos, hablemos bajito
¡Sshht! Calladitos, hablemos bajito… No cuenten nada, que la prensa calle, total indiferencia. Lo que está pasando, sólo lo sienten la mitad de los ecuatorianos, sólo el cincuenta por ciento. La verdad se calla porque lleva los colores de la tricolor, de la mitad más, menos, de los ciudadanos de nuestro país. Una bandera dividida en dos, una patria dividida por la mitad. Así, con la voz bajita, para que nadie sienta miedo, para que no se convierta en realidad. Pero, ¿hasta cuándo?, esa pregunta sí que nadie la puede evadir. Tarde o temprano, alguien la va a vivir en carne y hueso, arrepintiéndose, de no haber dejado la sordera y la ceguera de lado. Seguro que, en la comodidad de un leve, supuesto triunfo, le da permiso para no escuchar al pueblo, un alto, altísimo porcentaje de pueblo descontento. Calladitos, para que no se escuche, para que no se haga realidad.
viernes 31/03/2017
Una gran novela
¡Olvidémonos de todo lo real, para qué dejar que se nos enfríe el corazón o se nos congele el cerebro! ¡Tonterías! Achachay este invierno. Más agradable, más fácil, facilito, imaginemos un cielo azul brillante, que no llueve, que las casas coloniales brillan por el perpendicular sol. Que, realmente, alzamos la mano y tocamos el cielo, súper fácil. Que la Virgen de Quito es una lindura. Que compramos lo que queremos y que no es caro. Que todos, toditos y, valga la pena mencionar, toditas, tenemos trabajo, el mejor, que nos pagan ¡qué bien! Que la educación de nuestros hijos es perfecta, nadie le ha metido mano y nadie pretende que toditos aprendan igualito, las mismas ideas. ¡Sí! ¡Vivimos en un paraíso!
viernes 03/03/2017
Muros
Hay locos. Los hay, en las Américas, Europa y, no se diga, los demás continentes. Buscan construir muros, que los encierra más de lo que afecta el ingreso de soñadores en búsqueda de bienestar, en definitiva, de un futuro distinto al que pueden ver. Pensar que, históricamente, cuando un muro, una división, algo que corta el flujo natural de las corrientes, cae, lo que llega es un festejo. Festejo que se basa en un cambio positivo que abre puertas al desarrollo. El pasado demuestra que, así como fluye el agua, hay comunidades enteras mundiales que han migrado, fluido, hacia mejores derroteros. Será el futuro el que pruebe lo ilógico de montar muros, pequeños o gigantes, desmontables o permanentes, que prueban locura al pretender cortar el flujo mismo de la historia. Dementes, del todo, aquellos que auto construyen inmensos muros a su derredor, bloqueando su mirada al más allá. Encerrándose, voluntaria y ciegamente, ante las verdades tan grandes como visible es la Gran Muralla, cuya razó
viernes 17/02/2017
Cuando el cómplice habla
Cómplices y encubridores. Grave, pero real, el líder pierde su mando, los demás se protegen a como dé lugar. Ya no son equipo ni se complementan. Encerrados en su mundo, su fantasía millonaria, en un abrir y cerrar de ojos, gracias a quienes confiaron en ellos, se obscurece, pierde luminosidad y entran en un grisáceo territorio de desesperación. Escuchan, ven, por primera vez, los ruidos externos. Los del banco contrario, se preparan, cierran el círculo. Los rehenes, ignorantes, tiemblan del miedo y, aunque quisieran desatarse y sacarse el sucio trapo que los mantiene en silencio, no encuentran la fuerza para hacerlo, son presos del miedo ante el futuro. Así, trascurre un robo de banco en las películas de Hollywood. Las clásicos atracos, muestran que, internamente y por la presión, el stress de la situación, entre los cómplices y encubridores, se desata la duda. Entre ellos, se amenazan, culpan y apuntan pistolas. En sus mentes internalizan la realidad de que alguien tiene que salvarse
viernes 03/02/2017
Llegó el momento...
La oposición, quienes quisieran estar en segundo lugar y no lo están, demuestran su verdadera posición. No es oposición aquella que abusa de la desinformación que tanto mal ha causado al país.
viernes 06/01/2017
Valentía
Valentía, palabra frecuente para describir al ser humano por sus actos o palabras, reconocidos como heroicos. Califica bien a quien partió al otro mundo, de nubes azules y acolchonadas o, en su defecto, al caldero de fuego infernal. Cuando un hombre deja de ser presencia en el plano que existimos, se dice lo que sea, pocos lo discutirán, la única verdad es, que ya no está. Hazañas gigantes, lo hayan sido o no, lo recordarán con bondad. Sus maldades e injusticias, avaricias y actos negativos, se perderán con el pasar del tiempo. Si su vida fue pública y sus acciones más negativas que positivas, serán figuras controversiales y, el llanto masivo, no faltará. Los fanáticos lo defenderán firmemente contra el juicio de la historia, será el maestro de la verdad, más aún, si se cobijaron bajo su manto de poder. Sus detractores, sacarán a la luz la verdad. El pueblo que vivió en silencio bajo su poder, podrá, con nueva libertad, gritar su dolor, no por la muerte, sino, por lo vivido.
viernes 23/12/2016
Deseos…
Días de familia, rezos y cánticos para los creyentes, descanso para el resto. Comidas y brindis, alegría total. Los centros comerciales exacerbaron la intención de consumismo y no sabremos si habrán logrado sus metas de ventas. Cargados de paquetes, todos con sobreprecio, golpearemos las puertas de los más cercanos para celebrar. El chuchaqui, vendrá después. ¿Completaremos nuestra lista de deseos?
viernes 09/12/2016
Cómplices y encubridores
¿Tenemos derecho a quejarnos y criticar? Nos hemos dejado paralizar por el miedo y el quemeimportismo, dejando que unos pocos hablen, actúen y reclamen por todos. Somos cómplices y encubridores de nuestro presente como país. Quien votó una vez, sin consciencia, es cómplice. Es cómplice, quien hace negocios y calla aquello que le adeudan. Quién aún cree en el cambio, actúa en complicidad. Si resguarda su trabajo y, por eso calla, es cómplice. Es cómplice quien sólo se preocupa por su trabajo, su casa, su familia, de a poco, más temprano que tarde, quedará en la calle. Cómplices quienes no gritamos nuestras ideas libremente, sobre papel o en la calle. Cómplices los políticos que lanzaron sus nombres sin pensar en unión.