Tema
Blasco Peñaherrera Padilla
viernes 14/12/2012
Ecuador y Perú: el arbitraje imposible
En el acreditado ‘Diccionario de la Política’, del doctor Rodrigo Borja Cevallos, se dice que “el Arbitraje como solución jurídica de una controversia entre Estados”, demanda como conditio sine qua non que, así la aceptación del procedimiento arbitral, como la selección y designación del Árbitro y la determinación de la materia misma del arbitraje, sean acordados previamente, libre, voluntaria e irrestrictamente por los Estados Parte, los que, adicionalmente, deben contraer la obligación de acatar el fallo. No obstante lo cual, “como no existe ninguna autoridad coercitiva que pueda respaldar su ejecución, bien puede ocurrir –y hay muchos ejemplos de ello- que el Estado que se sienta perjudicado (por el laudo arbitral) se niegue a acatarlo con cualquier pretexto”. Todas estas condiciones hacen de este procedimiento algo ciertamente muy complejo y, en gran medida muy difícil de llevarlo a la práctica exitosamente. Todas estas razones concurrieron para que, lamentablemente, no tuviera tra