Tiempo de lectura: 4' 49'' No. de palabras: 739

Una fila de más de 100 personas copaba ayer el segundo piso del Centro de Salud No. 1, en el Centro Histórico.

Eran las 11:00 y todas pedían la vacuna contra el sarampión, para salir del país. Los esposos Sandra Pérez y Leonardo Cardoso tenían previsto viajar ayer a Estados Unidos. Para evitar contratiempos decidieron acogerse a la recomendación del Ministerio de Salud.

El pasado martes, las autoridades de la entidad difundieron un comunicado en el cual “recomiendan enfáticamente que todo viajero que entre o salga del país cuente con la vacuna”. En el mismo comunicado se aclara que no es obligatorio.

Jorge Bermúdez y Lilian Castañeda tienen previsto viajar a Argentina, el próximo 23 de octubre, para visitar a su hijo. En la agencia de viajes donde compraron el pasaje aéreo les informaron que debían portar el certificado para poder salir del país. “Nos dicen que es obligatorio”.

La masiva afluencia de usuarios complicó el trabajo de las enfermeras del área de Vacunación. Hasta el lunes, en promedio, inmunizaban a 150 personas. Ayer hasta el mediodía habían atendido a 500, el martes fueron 300.

Susana de Ponce, jefa de Enfermería del Centro de Salud, pidió al Programa Ampliado de Inmunizaciones que aclare mediante comunicados que en los aeropuertos y las agencias de viaje no se obliga a portar el certificado y menos a las personas mayores de 39 años. “No se puede vacunar a todo el mundo, es absurdo e inmanejable”. A las 12:00 se colocó un letrero en el cual se decía que la vacuna no es obligatoria para las personas mayores de 39 años.

Elsa Salvador, de 73 años, agradeció la aclaración y se retiró a su domicilio. Ella viajará a Miami y decía que en su niñez ya le dio sarampión y fue vacunada. No entendía por qué le debían suministrar otra vez la dosis.

Además, Ponce indicó que en cualquier Centro de Salud Pública se puede pedir la vacuna. Para acceder a la dosis se lleva un documento que certifique el viaje.

En el aeropuerto Mariscal Sucre la situación estuvo calmada. En la salida internacional, los pasajeros abordaban sin contratiempo, a pesar de que no tenían el certificado de vacunación.

Ángel Mera, quien vive en España, hace 15 años, compró su boleto aéreo por Internet. Al ingresar a los ‘counter’ solo le pidieron el pasaporte y el boleto. “No me hablaron de ninguna vacuna y ahora es tarde, estoy por abordar”.

Paola Zambrano también viajaba a Madrid, antes de abordar consultó en el puesto de información del aeropuerto sobre la vacuna. Allí le explicaron que no había ninguna disposición del Ministerio de Salud, por lo tanto podía salir del país sin ese requisito.

Henry Valdiviezo, quien iba a un congreso a Colombia, fue el único de su grupo que se vacunó contra el sarampión. Sus tres compañeros, entre ellos Flavio Salazar, no lo hicieron. Él vive en Santo Domingo y dijo que “allá no hay la vacuna”. Ellos tampoco tuvieron problemas al embarcarse.

René Estrella, jefe de Aeropuerto de Aviación Civil, confirmó que a los pasajeros no se les ha pedido el certificado de vacunas contra el sarampión.

Estrella añadió que no hay ninguna disposición del Ministerio de Salud Pública para exigir la vacuna. “Ni a niños ni a adultos se les exige ningún certificado, la vacuna es opcional”, dijo.

Desde hoy, una brigada de vacunación se instalará en el aeropuerto de Quito para vacunar al personal de la Dirección de Aviación Civil, que esté interesado en inmunizarse.

Mientras tanto, la subsecretaria de Salud del Litoral, Fátima Franco, indicó que el certificado de vacunación contra el sarampión no es obligatorio para salir del país. “Es solo una recomendación”, dijo ayer durante un conversatorio con los medios de comunicación en Guayaquil.

Pese a ello, dijo que desde hoy colocarán un puesto de inmunización en el aeropuerto José Joaquín de Olmedo, para vacunar a los escolares de hasta 6 años de edad antes de salir del país.

La concesionaria Tagsa, administradora de la terminal aérea, señaló que el certificado de vacunación no es parte de los requerimientos para viajar.

Califique
2
( votos)