Tiempo de lectura: 3' 7'' No. de palabras: 477

Unas 3 000 preguntas sobre la subasta inversa corporativa de medicamentos tendrán que resolver las autoridades del Instituto Nacional de Contratación Pública (Incop) hasta el jueves 4.

Las mayores dudas sobre el proceso, que involucra al Ministerio de Salud, Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa) y al Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacional (Isspol), están relacionados con los los mecanismos de pagos y de multas.

Ayer 167 representantes de farmacéuticas, laboratorios y distribuidores de medicinas expusieron sus inquietudes en el segundo taller, que se realizó en el aula Benjamín Carrión de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, en Quito. El primero se realizó en Guayaquil el viernes 29 de julio.

Mónica Real, directora del departamento de Asesoría Jurídica del Incop, explicó que el comité técnico de las instituciones que participan en la subasta hará las aclaraciones hasta el 4.

Para Ana Lucía Banda, representante de la distribuidora Banda Vanoni, falta claridad en cuanto a los pagos que se harán a quienes proveerán los medicamentos a más de 800 unidades de salud durante los próximos dos años.

La incertidumbre se da porque en la subasta en la que participarán 615 ítems o fármacos hay un mecanismo de compra por consignación y por cantidades referenciales, dijo Banda.

“Si hay tres incumplimientos se anula el convenio y no podremos trabajar por cinco años con el sector público”, dijo Banda, al referirse a las multas y sanciones contempladas en el convenio marco.

Real explicó que el mecanismo de esta negociación responde a normas legales y su finalidad es que las unidades de salud manejen un precio único con las unidades de salud pública y de seguridad social del país.

Juana Ramos, directora de la Cámara de Industriales Farmacéuticos Ecuatorianos, se quejó por la participación de las empresas nacionales, pues el convenio les da un 38% de preferencia en los procesos de contratación.

Juan Francisco Ballén, subsecretario de Comercio e Inversiones del Ministerio de la Producción, aseguró que ese porcentaje se estableció luego de un estudio matemático que realizó la Flacso y que busca incentivar la producción de fármacos nacional.

Ramos cuestionó la metodología y adujo que no se tomaron en cuenta las especificidades del sector sanitario. Real argumentó que con esto se abre la competencia para que se oferten medicamentos a mejores precios, pero reiteró que los nacionales tendrán la ventaja de ese 38%.

Real explicó que hasta el 12 de septiembre, se abrirán las ofertas y se verificará que los proveedores hayan presentado sus documentos. La puja será del 14 al 16 de septiembre. El catálogo de los medicamentos que se podrán adquirir estará disponible en el portal www.compraspublicas.gob.ec.

Califique
2
( votos)