Tiempo de lectura: 6' 4'' No. de palabras: 803

De cada 10 estudiantes que ingresan a la universidad solo uno termina su carrera. La cifra es preocupante, en especial por las pérdidas que representa para el Estado en el caso de las universidades públicas (25 en el país).

La estadística dio la pauta para que la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) y la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades) realicen un estudio sobre el costo real de la educación por estudiante, según la carrera.

Augusto Espinoza, subsecretario de Educación Superior, explica que, según los resultados iniciales, la carrera más costosa en el país es Medicina. Y la más económica es Administración. “La relación es de cuatro a uno, es decir, la carrera de Medicina puede costar cuatro veces más que la de Administración”.

Espinoza indica que ese estudio sirvió para crear una nueva forma de distribución de recursos para las universidades, tal como lo establece la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES).

La propuesta fue presentada al Consejo de Educación Superior y se espera que sea aprobada en diciembre. Para elaborar la fórmula se analizó los parámetros fijados en el art. 24 de la LOES, relacionados con número de estudiantes, calificación académica de la institución, eficiencia en docencia e investigación y eficiencia administrativa.

Con esta nueva fórmula, Espinoza recalca que esperan superar las desigualdades. “Hay universidades que no llegan ni a USD 1 000 por estudiante; mientras que otras llegan a USD 26 000”, comentó.

En el 2005, un estudio de la Senplades determinó que el costo de un alumno en las universidades públicas fue de USD 1 003 por año. Pero las transferencias por alumno son mayores cuando la universidad es más pequeña. Así, en el 2007 la Universidad de Guayaquil recibió USD 903 por alumno; mientras que la universidad Estatal Amazónica recibió USD 7 244.

Espinoza reitera que el nuevo modelo busca la equidad. Para este año, en el Presupuesto General del Estado se destinó USD 998 278 444,58 para las universidades públicas. El monto se determinó según una tasa aproximada de crecimiento del 7,85% de la población estudiantil, en relación al año anterior. Pero podría variar en enero, cuando se espera entre en vigencia la nueva forma de reparto.

La Universidad de Guayaquil es una de las más grandes del país. Este año registra 87 000 estudiantes y para el 2012 recibirá USD 29 111 169 por concepto de gratuidad, un promedio de USD 334 por alumno.

Este centro realizó su propio estudio de costos por carrera. Raúl Vargas, director Financiero, explica que, por ejemplo, un alumno del Tecnológico Agropecuario de Vinces (una extensión de la universidad), cuesta USD 6 000 al año. En ese instituto solo hay 160 estudiantes.

En tanto que un año en alguna de las carreras de la facultad de Administración, donde hay 160 estudiantes por salón, llega a los USD 900. “Pesa mucho el número de estudiantes. En un salón puede haber 100 ó 10 alumnos, pero se gasta lo mismo en servicios, en maestros”, indicó.

Para este estudio el departamento Financiero analizó algunos aspectos: sueldos de maestros y personal administrativo, gastos por servicios, mantenimiento, material didáctico, equipos. Todo tomando como base la lista de alumnos.

El rector Carlos Cedeño espera que con la fórmula de la Senescyt el reparto se haga según las necesidades reales de cada centro. “Actualmente hay un importante porcentaje que se reparte por partes iguales. Una universidad con 2 000 alumnos recibe lo mismo que la de Guayaquil, que tiene casi 90 000”.

La nueva fórmula además ayudará a cuantificar las pérdidas del Estado por deserción. El vicerrector de la U. de Guayaquil, José Apolo Pineda, indica que en los primeros años de carrera los niveles de deserción bordean el 20%. De segundo año en adelante la cifra baja entre el 4 y el 5%.

Admisión y nivelación

El análisis de los cupos  por cada  carrera aún está en análisis en la Universidad de Guayaquil. La Senescyt recalca que no puede haber más de 40 estudiantes     por salón.
 
El Vicerrectorado  Académico alista el pénsum   para el    curso de nivelación    de seis meses, en las   17 facultades.
 
En los colegios     se  anuncia la apertura  de    inscripciones  para el examen de aptitudes de los estudiantes. Estas inscripciones  serán del 12 al 23 de diciembre, a través del portal:  www.snna.gob.ec. Esta es la página del Sistema Nacional de Nivelación y Admisión.  

Califique
2
( votos)