Tiempo de lectura: 2' 23'' No. de palabras: 346

Albañiles masillando paredes, electricistas ocultando cables y otra decenas de personas barriendo y colocando en su lugar el mobiliario nuevo. Así lucían esta mañana la sala de espera y los pasillos de la planta baja del Hospital Abel Gilbert Pontón, en el Suburbio de Guayaquil.

A las 10:30 de hoy el movimiento fue intenso, una media hora antes de la visita que el ministro de Salud, David Chiriboga, debía realizar a la casa de salud. El Ministro llegó una hora después, pero los trabajo no cesaron. Elvis Sarango, contratado para trabajos de limpieza, retiraba los residuos de cemento de una de las paredes del área de Consulta Externa. A su lado, una enfermera con el rostro cubierto con una mascarilla, se esmeraba acomodando las 90 sillas de metal y plástico de esa área.

Hoy se cumplía el plazo que el presidente Rafael Correa le dio al Ministro de Salud para que se realice mejoras en este hospital, criticado por las malas condiciones en las que son atendidos los usuarios.

Chiriboga aseguró que hasta la fecha se han invertido alrededor de USD 7 millones en la serie de obras.

En lo físico, los trabajos se concentran en la remodelación de la entrada principal, la sala de Consulta Externa, Farmacia, dos nuevos quirófanos, y el área de Admisión, junto enfrente del ingreso principal.

Ajena a la vista del Ministro, Cecilia Jiménez, de 68 años, esperaba en la remodelada sala de espera por un turno en consulta externa. En el hospital le dieron una mascarilla para evitar inhalar el polvo que en ese momento se levantaba con el ir y venir de obreros. "Está bonito, pero ojalá que nos atiendan rápido", decía a su lado su hija.

"Hemos creado una entrada nueva al hospital, cambiar esa pared que parecía el muro de una prisión", dijo el Ministro.

Chiriboga recorrió otras áreas y habló de las mejoras implementadas. Dijo que con respecto a la atención, se contrató a 135 nuevos profesionales suplir a falta de personal.

Califique
2
( votos)