Tiempo de lectura: 4' 21'' No. de palabras: 640

Las 1 546 ofertas que llegaron al Instituto de Compras Públicas (Incop), para participar en la subasta de medicamentos, se abrieron ayer.

Un total de 89 proveedores y distribuidores enviaron sus carpetas para participar en el proceso de compra de 534 ítems de medicamentos, para abastecer durante dos años a las unidades del Ministerio de Salud, del IESS, del Issfa y del Isspol.

La apertura de las ofertas se realizó en la Estación de Cristal del Teleférico y tomó casi cuatro horas. Los delegados de cada una de las entidades de salud verificaron la documentación, carpeta por carpeta. Hubo ítems sin ofertas, como la Tiamina (vitamina B1, que viene en tabletas de 100 mg) o la Adenosina (solución inyectable de 3 mg que se usa para ayudar al corazón a latir).

La ausencia de ofertas en estos ítems se explica por la poca cantidad que demandan las entidades compradoras. En el caso de la Tiamina solamente el IESS y el Ministerio de Salud han pedido esta vitamina. Entra las dos suman 604 814 unidades y el monto referencial de la compra es de USD 46 268, y de allí va a la baja por la subasta inversa.

La Adenosina también es una adquisición de poco monto. El Ministerio apenas pidió 2 unidades, el IESS, 4 375 unidades y el Isspol, 50. El monto estimado de la compra de este inyectable es de USD 65 076.

Raúl Martínez, subdirector del Incop, dijo que ante la ausencia de oferentes, el proceso se declara desierto. “Luego se podría hacer una compra directa o se podría lanzar otra subasta. En estos días sabremos qué va a pasar”.

La otra particularidad que se presentó ayer fue la presencia de un solo oferente en algunos ítems. JRC Pharma Group tiene exclusividad en siete productos.

Javier Reyes, gerente de la distribuidora, dice que se lo esperaba porque es el único representante en Ecuador de Roche y de EMS de Brasil. Estas farmacéuticas tienen medicamentos únicos para tratar enfermedades catastróficas y otros que son usados en el trasplante de órganos como la ciplosporina.

Reyes, que trabaja con el sector privado durante siete años, aspira que su venta al Estado se acerque a los USD 104 millones. “Hoy mismo voy a hacer los pedidos a Suiza y a Brasil”, dijo.

La adjudicación del contrato es prácticamente segura porque cuando hay un solo oferente, se abre una negociación directa, en la que usualmente el Estado compra los insumos requeridos a un 5% menos del valor referencial.

La industria nacional se mostró más cauta. Fausto Jaramillo, representante de US Pharma y Gena SA, cuenta que este año aspiran convertirse en proveedores. El año pasado, cuando se hizo la subasta del IESS, no pudo presentarse por la falta del certificado de Buenas Prácticas de Manufacturación (BPM).

US Pharma concursa en 12 ítems y está estrenando su certificado de BPM para lo cual invirtió USD 3 millones, en compra de máquinas e insumos.

Las farmacéuticas nacionales que más se han beneficiado de las compras estatales hasta ahora son Farmacid y Prophar, con lo cual han podido hacer mayores inversiones y ponerse a la altura de empresas internacionales. “Falta que el Gobierno nos dé ayuda para modernizar equipos y tener más producción”, dice Jaramillo. “Países cuya industria farmacéutica crece han recibido recursos”.


Las fechas de la subasta
Hasta el 6 de octubre  las empresas farmacéuticas y distribuidoras de medicamentos podrán completar la información que les falte y que oportunamente les indicará el Incop.
La puja se   realizarán los días 19, 20 y 21 de octubre. Habrá subastas simultáneas, por lo que los proveedores tendrán que estar conectados en más de una computadora.
La adjudicación de  los contratos será aproximadamente el 28 de octubre próximo.

Califique
2
( votos)