Tiempo de lectura: 2' 28'' No. de palabras: 369

Desde la mañana de ayer, el personal de limpieza del Hospital Isidro Ayora estaba apresurado. El director de esta casa de salud, Vicente Ayala, ordenó que limpien todas las áreas.

Él reconoció que el pasillo de acceso a Neonatología está sucio, pero justificó que eso ocurre por causa de los familiares de los niños que están internados.

Los usuarios de este espacio se quejaron por las incomodidades que padecen en este lugar.

“Lamentablemente no tenemos una sala de alojamiento o de espera para los familiares. Solo hay sillas. Por la costumbre y las circunstancias traen (los familiares) cartones y cobijas, lo que es prohibido”, señaló el médico.

Para evitar inconvenientes, aseguró, aplicará la determinación de administraciones anteriores. Es decir, solo permitirá que un familiar por cada paciente espere en ese pasillo. Por ello, ayer los usuarios estaban confundidos y no sabían a dónde dirigirse.

Ayala anunció que esa casa de salud está viviendo, “una situación de excepción por la construcción de la las nuevas áreas de Emergencia, Neonatología y Centro Obstétrico”.

Patricio Chuncho buscaba el área de Emergencia. “Falta señalización, para llegar al lugar indicado. Podemos ver que están en trabajos, pero por lo menos ordenen un poco. No podemos estar con el enfermo paseándonos por todo el hospital”, señaló.

Ayala dijo que se bloqueó el acceso al área de construcción de los espacios de atención. Los trabajos durarán seis meses.

Ese anuncio lo realizó la mañana de ayer. Mientras él se pronunciaba había usuarios que se quejaban por la atención. Vicenta Jiménez, de 48 años, llegó a Emergencia porque su nieto tenía fiebre alta. Pero no la atendieron y al escuchar por altoparlante que el Director hablaba se acercó a presentar su reclamo.

Otro problema es que las baterías sanitarias están dañadas. Por esa razón, los familiares, quienes esperan en la noche, deben acudir hasta los baños de la Cruz Roja, que está al lado del hospital Isidro Ayora. Para Ayala, los usuarios no ayudan a mantener limpios estos espacios, mientras esperan noticias de sus familiares.

Califique
2
( votos)