Tiempo de lectura: 4' 29'' No. de palabras: 662

Por las mañanas, el Centro de Salud N°12 de Pedernales (Manabí) es un hervidero. Unas 50 personas pugnan por conseguir un turno y recibir atención. La mayoría llega con infecciones respiratorias, intestinales y erupciones en la piel.

Las bancas de madera, que están en la entrada, pasan llenas. Una madre, con su pequeño en brazos, busca la pared más cercana para arrimarse y darle un descanso a su espalda. “Mi bebé cumplió 4 meses y debe recibir sus vacunas”, dice Erika Villanueva. Ella vive en Pedernales. Es una de las 100 pacientes que llegan cada día. “Hoy estuve en la ventanilla a las 07:00, pero ya son las 10:00 y no logro ser atendida”.

Jessenia Rodríguez llegó al subcentro de Salud a las 07:00. Esperaba que el médico general la atendiera antes de las 12:00. A esa hora debía ir a retirar a sus dos hijos de la escuela. “Todavía no preparo la comida y saben llegar muertos de hambre. Hay cualquier cantidad de gente. Aunque tengo turno, si no me atienden hasta las 10:00 me tocará regresar otro día”.

María Gortte, responsable del centro, asegura que no cuenta con personal suficiente para cubrir la demanda. Además, la infraestructura ya no es funcional. Hay solo dos médicos generales y dos auxiliares. Falta un laboratorio y la farmacia tiene medicamentos básicos. No hay especialistas en pediatría, ginecología y los pacientes deben ser referidos, con frecuencia, al Hospital de Bahía de Caráquez, a 120 km.

El otro referente hospitalario está en El Carmen, igualmente lejos (a 90 km). Ahora hay más demanda porque aumentaron el turismo, el comercio y la población flotante, con la construcción de la vía Suma– Pedernales. Por esto Gortte dice que urge la construcción de un hospital con una capacidad mínima de 120 camas. En el 2009, el Ministerio de Salud y el Municipio de Pedernales impulsaron un convenio para iniciar la construcción, a un costado de la vía que conduce a Esmeraldas, pero la obra se paralizó. El contratista supuestamente incumplió con las labores de edificación.

Parte de la infraestructura que se levantó está abandonada. En los primeros trabajos se invirtieron cerca de USD 320 000, según el Municipio, en donde también enfatizan que la obra se adjudicó en la administración anterior.

Este año el proceso fue revisado por el Ministerio y el viceministro, Nicolás Jara, ofreció concretar la construcción. Visitó Pedernales la semana pasada y se reunió con las autoridades locales. Pidió al Cabildo que facilite el terreno.

En el departamento de planificación de este organismo aseguraron a este Diario que ya iniciaron las negociaciones para comprar el terreno. Medirá 2,5 hectáreas y estará a 400 metros de donde iba a construirse el anterior.

“Anteayer hablamos con el dueño del terreno y aprobó la propuesta. Aún no podemos dar montos, pero prácticamente es un hecho que hay el espacio. El Ministerio de Salud debe empezar la construcción”, dijo un funcionario municipal.

Se prevé que esté listo en seis meses, desde que se inicie la obra. La infraestructura que se instaló en el 2009, en el sitio donde iba a ser el hospital, se utilizará para un nuevo centro de salud. Se hará un estudio de necesidades para determinar las áreas que deben crearse y fijar el presupuesto.

El subcentro N° 12 es el principal referente de la zona. Llegan pacientes de parroquias y recintos como Suma, Tabuga y Jama, en Manabí; y de Chamanga y Mompiche (Esmeraldas). El flujo aumentó tras los convenios estatales con los diferentes ministerios.


Otras carencias
Hay un odontólogo,  pero no se abastece para cubrir la demanda de  niños, que llegan para los chequeos anuales.  Hay 50 instituciones educativas. Se necesitan al menos tres odontólogos.


Se requieren  médicos  con conocimientos en diagnóstico, tratamiento y prevención de  enfermedades  y pediatría.

Califique
2
( votos)