Tiempo de lectura: 3' 20'' No. de palabras: 431

Cuatro recién nacidos ingresaron desde este sábado hasta la tarde de ayer para recibir atención en la remodelada Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) del Hospital de Niños Francisco de Ycaza Bustamante, en Guayaquil.

En marzo el área fue cerrada tras el fallecimiento de 11 neonatos. Según confirmaron las autoridades de Salud, cinco de ellos murieron por una infección causada por la bacteria serratia, que habrían adquirido durante su hospitalización en el lugar.

El caso fue investigado por la Fiscalía y ahora está en la Corte de Justicia de Guayaquil, en la etapa de instrucción fiscal. Y la sala pasó por una fase de remodelación que costó USD 168 000.

El viernes, el ministro de Salud David Chiriboga inauguró la nueva UCIN, que funcionará con los mismos equipos de la anterior.

Según los directivos del hospital, las termocunas y otros implementos, como monitores multiparámetros, apenas tienen un año de comprados.

La sala tiene espacio para 17 niños. Su capacidad se redujo pues antes atendían hasta 25 niños, pero la demanda era mayor a esta cantidad. El área estará a cargo de 10 médicos y 25 enfermeras.

La directora del hospital, Patricia Parrales, detalló que por ahora atienden a un niño prematuro, otro con sepsis tardía (infección después del parto), uno con asfixia perinatal (falta de oxígeno durante el parto) y otro con sepsis temprana (infección adquirida de la madre en el embarazo).

Dolores Trujillo, encargada de la UCIN, enfatizó que tendrán especial cuidado en cumplir las normas de bioseguridad. Y recalcó que hay un cubículo de aislamiento para atender a niños con problemas de infecciones graves.

La actual UCIN es provisional. El área definitiva se construirá en el quinto piso del pediátrico. Tendrá un costo de USD 700 000 y capacidad para 50 neonatos.

Esa obra se suma el plan de reestructuración del Francisco de Ycaza, para lo cual el Ministerio de Salud destinará USD 8 millones. En una primera fase, el gerente del hospital, Javier Chacón, explicó que remodelarán el área de emergencia, consulta externa, laboratorios e imagenología.

Otro cambio es el aumento del horario de los médicos, de cuatro a ocho horas diarias. La disposición se aplica desde ayer. El fin de semana los doctores recibieron las acciones de personal, pero esperan un aumento salarial. “No nos pueden obligar a trabajar ocho horas sin aumento. Por ahora ganamos USD 1 590 y han dicho que subiría a USD 2 570”, dijo una especialista que prefirió no dar su nombre.

Califique
2
( votos)