Tiempo de lectura: 2' 1'' No. de palabras: 266

El área gineco-obstetricia colapsó en el hospital público Gustavo Domínguez, de Santo Domingo. Tiene 35 camas y 46 pacientes. Para poder atender a las mujeres se tuvo que adecuar camillas en medicina interna. “Las camas son calientes”, asegura el director del Hospital, Patricio Ampudia. “Apenas un paciente sale, hay otro para ocuparla. Al siguiente día de que hayan dado a luz, damos de alta a las pacientes para atender al resto”.

En esa área se atienden cada mes 450 partos. El 4% de los niños que nacen requieren de atención en el área de neonatología.

Ahí hay ocho cunas y unos 15 niños. En abril, el Ministerio de Salud ofreció instalar una nueva área de neonatología para ampliar la capacidad de atención.

El anuncio se hizo luego de que se hiciera pública una denuncia del representante del defensor del pueblo de Santo Domingo, Clay Cabrera. Él mostró fotografías de neonatos que eran atendidos en cajas y cunas de cartón.

Ampudia aseguró que la nueva área podría abrir las puertas en 20 días más. “Será la más grande del país, con capacidad para 22 neonatos”. Aún hace falta la instalación de equipos para climatizar el ambiente. No encontramos gente especializada en Santo Domingo y la trajimos de Quito.

“Cuando esté listo podremos regular la temperatura según las necesidades”, refiere el director. “Pero las obras de infraestructura y adecuación están terminadas”.

Neonatología funcionará en un espacio de 400 m², donde se atiende actualmente a los bebés tiene 82 m² y hay ocho cunas.

Califique
2
( votos)