Tiempo de lectura: 3' 14'' No. de palabras: 484

Manabí se convirtió en la provincia con más víctimas mortales por causa del dengue grave.

Hasta el momento hay cinco fallecidos. La quinta persona murió la noche del martes en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Rafael Rodríguez Zambrano, de Manta. Fue a las 23:30.

Se trata de Jacqueline Rocío Álava Cevallos, de 25 años, quien fue ingresada el 30 de abril con síntomas de dengue clásico. En los exámenes que le practicaron dio positivo con dengue, contó el esposo Epifanio Manzaba.

“La llevé por tres ocasiones a ese hospital, cuando se dieron cuenta que la situación era crítica recién permitieron su ingreso a la sala de la UCI”, dijo Manzaba.

Recuerda que los primeros síntomas de su esposa fueron vómito, diarrea, fiebre y sobre todo un fuerte dolor estomacal.

“El domingo por la noche los médicos del hospital nos dijeron que buscáramos a un gastroenterólogo, como no tenía dinero, mi única opción fue el hospital público. Allí se murió por falta de sensibilidad del personal hospitalario; antes vomitó sangre y los médicos dijeron que la causa fue dengue complicado”.

El cuerpo fue llevado ayer por la mañana a su casa, ubicada en el barrio 10 de Agosto de la parroquia Eloy Alfaro, en el noreste de Manta. Jacqueline vivía con su hijo de seis años y su esposo.

La concejala de Manta, Verónica Abad, coordinadora del Consejo Cantonal de Salud, manifestó que se trata de un caso de dengue complicado, porque se lo dijeron los médicos. Las autoridades de salud guardan un silencio raro frente al tema, declaró.

Este Diario trató de dialogar con el director del hospital, Víctor Traverso, pero se negó. “No estoy autorizado a rendir ningún tipo de declaraciones, la vocera es la directora provincial de Salud, Carminia Pinargote”.

En la Dirección Provincial, a través del Departamento de Relaciones Públicas, se informó que esperan los resultados de la autopsia del cadáver para confirmar el diagnóstico de dengue complicado como causa de la muerte.

En el tercer piso del hospital, los familiares de pacientes internados con síntomas de dengue duermen en el pasillo. “No hay cómo descuidarse; ya son algunos muertos por dengue y da mucho miedo”, dijo María, quien tiene un hermano enfermo.

Para descongestionar el área de Consulta Externa y Emergencia se ubicaron tres carpas en los patios exteriores. Dos médicos y dos enfermeras realizan consulta a niños, adolescentes, adultos y adultos mayores.

Con el fallecimiento de Álava suman tres víctimas en Manta: dos eran niños de 8 años. Los otros casos se presentaron en El Carmen, en el norte de la provincia, y en Portoviejo. La nueva víctima sube la cifra a 10 fallecidos por dengue grave en el país.

Califique
2
( votos)