Tiempo de lectura: 3' 39'' No. de palabras: 641

En una audiencia que duró dos horas, la fiscal Ivonne Puga, de la Unidad de Delitos Contra la Vida, resumió las pruebas que recabó por casi dos años dentro del caso de negligencia médica que dejó cuadripléjica a Mireya Ríos Sánchez.

A la joven le realizaron una cesárea en una clínica privada -ubicada en Pedro Pablo Gómez y 6 de Marzo, centro de Guayaquil-, el 1 de julio de 2009. Tras la intervención tuvo un cuadro de eclampsia, un problema de hipertensión arterial en el parto. Como consecuencia, Mireya quedó con un 80% de discapacidad física.

Ayer, Puga imputó a los cinco médicos implicados, y pidió a la jueza XII de lo Penal, Guadalupe Manrique, que los llame a juicio y que aplique la prisión preventiva.

Entre los imputados están los doctores Fátima A. y Mario E., quienes llevaron el control del embarazo. También quienes estuvieron en la cirugía y el propietario de la clínica, que funcionaba sin el permiso del Ministerio de Salud, según la Fiscalía.

La instrucción fiscal por este caso se abrió el 16 de julio del 2009. Puga puntualizó que antes y durante la cirugía los doctores “violaron los protocolos médicos”.

  • Vídeo

Malas prácticas médicas (1)

A propósito de la muerte de una mujer en la clínica Gastromed en Quito, otros pacientes cuentas sus experiencias.

En sus versiones, los imputados explicaron que la paciente ingresó al quirófano con presión arterial de 170 sobre 10. Presuntamente la estabilizaron con un medicamento y de inmediato le aplicaron un anestésico (raquídeo) para la operación.

Pero cuando iban a cerrar la herida, la joven comenzó a convulsionar. La intubaron y la derivaron a una maternidad cercana.

En la ficha de control prenatal no constan ecografías ni electrocardiogramas. Tampoco hay un registro de antecedentes, como enfermedades congénitas.

  • Vídeo

Malas prácticas médicas (2)

A propósito de la muerte de una mujer en la clínica Gastromed en Quito, otros pacientes cuentas sus experiencias.

Entre las 929 fojas del proceso de indagación se encuentra la inspección que hizo la Fiscalía en la clínica, así como la revisión que realizó la Dirección de Salud del Guayas. El informe señala que el espacio no contaba con quirófanos higiénicos y los implementos de cirugía estaban oxidados.

Adicionalmente, el informe del médico de la Fiscalía, Alberto Ramírez, señala que no se dio un trato adecuado a la paciente, por tratarse de un embarazo de alto riesgo debido a su problema de hipertensión. Y que debió ser atendida en un centro que cuente con una sala de Cuidados Intensivos.

La historia clínica de la maternidad que atendió posteriormente a Mireya explica que la joven tiene daño cerebral irreversible por “accidente de anestesia (exceso de anestesia) y un paro cardiorrespiratorio” en la cesárea.

  • Vídeo

Malas prácticas médicas (3)

A propósito de la muerte de una mujer en la clínica Gastromed en Quito, otros pacientes cuentas sus experiencias.

El abogado de la familia Ríos Sánchez, José Realpe pide prisión para los médicos, acorde al artículo 469 del Código Penal. “Es un delito que le provocó lesiones irreversibles. La Ley establece cárcel de dos a cinco años”.

Plantones y protestas

  • Vídeo

Malas prácticas médicas (4)

A propósito de la muerte de una mujer en la clínica Gastromed en Quito, otros pacientes cuentas sus experiencias.

Santos Ríos,  padre de Mireya; y otras víctimas de la mala práctica y negligencia  médica realizaron este  lunes un plantón afuera de la Asamblea Nacional.     

Los familiares  de  las  víctimas de estos casos piden que se apruebe el artículo   198 en el  proyecto de Ley del Código Orgánico Integral Penal. Este fija prisión de   tres a cinco años a los  profesionales de la salud que “de forma culposa provocara daño en el salud de las personas”.    

Narcisa Mandich   perdió a su hija Cindy en un quirófano,   cuando un cirujano plástico le realizaba cinco operaciones.  Ayer realizó un plantón en los bajos de la Fiscalía del Guayas.

Califique
2
( votos)