Tiempo de lectura: 3' 6'' No. de palabras: 436

Cerca de 1200 familias de Manta, Portoviejo, Lago Agrio, Cayambe y Santo Domingo están expuestas a focos infecciosos causados por la inadecuada disposición de la basura.

A esta conclusión llegó el informe presentado por Acción Ecológica, en el que se detallan las condiciones en las que se da el manejo de la basura en el país.

Los miembros de las comunidades rurales de estas ciudades afrontan una triple exposición a la basura: la primera es laboral porque trabajan en el vertedero; doméstica porque viven sobre la basura sin acceso a ningún servicio -carecen de agua potable, alcantarillado o transporte público- y la tercera almacenan el material de reciclaje en sus casas y los cerdos se alimentan de los desechos orgánicos de los vertederos.

Fernanda Soliz, encargada de este estudio, explica que la crisis del manejo de la basura se presenta en doble sentido. El primero se debe a que la cantidad de basura ha sufrido un incremento exponencial en el país.

La segunda es de orden cualitativo, es decir, el tipo de basura es “cada vez más nociva porque son desechos industriales que pueden causar enfermedades degenerativas como cánceres”.

Otro de los resultados preocupantes de esta investigación nacional es que el 100% de los proyectos de disposición final de residuos sólidos en Ecuador se encuentran en parroquias rurales. Aunque, Soliz aclara que cada uno de los 234 cantones del país presenta un caso particular por eso no se puede generalizar los problemas. En las comunidades no solo se presentan conflictos ambientales sino también sociales y políticos.

Los casos van desde grupos de 3 000 personas que dependen de los basurales para sobrevivir y se niegan a que se cambie su manejo, hasta casos de corrupción en la firma de los contratos para el manejo de desechos, según Solís.

Recalca que este estudio pretende sensibilizar a los ecuatorianos sobre esta crisis ambiental. El objetivo es motivar una declaratoria de emergencia y también que exista la posibilidad de constituir una política nacional. Propone una articulación entre los ministerios de Ambiente, de Vivienda y de Salud. El de Ambiente, por ejemplo, pudiera encargarse de la planificación, regulación, fiscalización, acompañamiento y asesoría a los gobiernos autónomos descentralizados encargados de la basura, recomienda.

Además, Acción Ecológica propone incorporar procesos masivos de trabajo que involucren el compostaje domiciliario y el reciclaje. Uno de los mayores problemas es que la basura se maneja con una óptica centrada únicamente en la disposición final.

Califique
2
( votos)