Tiempo de lectura: 2' 19'' No. de palabras: 363

En una hora y 45 minutos de comparecencia a la Comisión de Participación de la Asamblea, David Chiriboga, ministro de Salud, explicó cómo el Gobierno ha combatido el brote de sarampión y anunció que desde el jueves 20 comenzará una campaña nacional de vacunación para combatir la enfermedad.

Las dosis se concentrarán en los niños de entre seis meses de edad y cuatro años, 11 meses y 29 días de edad. Después se aplicará las vacunas entre los mayores de 5 años y quienes tengan hasta 14 años, 11 meses y 29 días.

Chiriboga explicó que solo debido al brote se vacuna desde tan temprana edad, en condiciones normales se vacuna a los bebés desde los 12 meses. Por esta circunstancia y debido a que el sistema inmunológico de los pequeños no está bien desarrollado habrá que volver a vacunar luego del año y a los 6 años. No hay problemas si alguien ya fue vacunado y recibe una dosis extra porque no recuerda que en años anteriores fue inmunizado.

El Ministro comentó que desde 1974 se empezó a vacunar contra el sarampión, por lo que buena parte de los mayores de 40 años “nos contagiamos cuando niños”. La dosis proporciona una protección contra la enfermedad del 95 al 98%. Entonces, 2 de cada 100 personas vacunadas pueden ser susceptibles, pese a la vacuna.

La asambleísta de Alianza País, Betty Carrillo, preguntó al Ministro por qué no reparten mascarillas entre la población afectada, en Tungurahua. “Sé que usted ha dicho que hay que cuidar las mascarillas para cuando erupcione el volcán, pero hay una erupción de sarampión”, señaló.

Chiriboga respondió que hay que evitar crear pánico entre la población y que no existe evidencia científica de que el uso de mascarillas sirva, solo incrementa la sensación de pánico. También informó que presentará una moción a la Organización Mundial de la Salud, que considere la necesidad de hacer que previo a un viaje sea obligatoria la vacunación contra el sarampión. El brote que enfrenta el país es importado.

Califique
2
( votos)