Tiempo de lectura: 3' 10'' No. de palabras: 393

Asistir a clases asistenciales es la única alternativa que tienen desde hace 10 días los internos de Medicina que realizan sus prácticas en el Hospital Teodoro Maldonado Carbo, del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social en Guayaquil.

Son cerca de 200 estudiantes de las universidades de Guayaquil y Católica que solo pueden ingresar a hospitalización de la casa de salud, de 08:00 a 14:00. Pero las guardias que hacían por 24 horas están suspendidas.

“Eso afecta su formación como profesionales. En las guardias es cuando más experiencia académica tienen”, dijo Pedro Palacios, presidente de la Asociación de Facultades Ecuatorianas de Ciencias Médicas y de Salud.

El pasado 10 de este mes, el juez tercero de lo Civil del Guayas, Francisco Alvear, emitió una resolución que dejó sin efecto el Convenio de Cooperación para el desarrollo de la Educación Superior en Ciencias de la Salud. El IESS y las universidades tenían ese acuerdo desde 1999.

La decisión del juez partió de una acción de protección planteado por 14 médicos residentes contratados. Ellos pidieron estabilidad laboral, es decir, que se les extienda un nombramiento definitivo. Pero dicha resolución afectó a los internistas, quienes están preocupados porque de no terminar su año de internado no podrían graduarse.

Jazmina Piedra, de 24 años, realizaba sus prácticas en Neonatología del hospital del IESS cuando les impidieron acercarse a los pacientes. “Somos necesarios. Este es hospital docente”.

El pasado miércoles, las autoridades del IESS, rectores y directivos de las universidades se reunieron en la Caja del IESS para buscar una solución. Afuera, los internistas protestaron.

Luego de cuatro horas de diálogo resolvieron crear una comisión para redactar un acta de compromiso. Con esta, los jóvenes retomarían sus prácticas.

Pero en la cita no se fijó un plazo para entregar el acta. Además, la propuesta debe analizar la Procuraduría del IESS. El documento es provisional hasta que se firme otro convenio.

El decano de la Facultad de Medicina de la U. de Guayaquil, Wilson Maitta, insistirá en que se resuelva la situación, en especial porque los 80 estudiantes que están en el hospital del IESS son los mejores promedios. De lo contrario, Maitta anunció que buscarán espacio para sus alumnos en otros hospitales.

Califique
2
( votos)