Tiempo de lectura: 7' 1'' No. de palabras: 975

Las cuatro carreras con más demanda en la Universidad Central del Ecuador (UCE) ya no tienen su contraparte en el mercado laboral. Estas son: Medicina, Administración, Jurisprudencia y Filosofía, Letras y Ciencias de la Educación. Luego de estudiar cuatro o cinco años, los alumnos no consiguen una plaza.

Édgar Samaniego, rector de la UCE, reconoce que no hay mercado laboral, por lo que se requiere formar menos especialistas en carreras humanísticas y sociales y más en áreas técnicas. “Cada año graduamos un total de 4 000 estudiantes, pero no sabemos cuántos logran ubicarse, preocupa el desempleo”.

Pese a esta falta de trabajo, en las inscripciones para el período lectivo septiembre 2011–febrero 2012 se mantiene la tendencia a buscar carreras clásicas. Para Ciencias Administrativas postularon 3 342 bachilleres, para Ciencias Médicas 5 392, para Filosofía, Letras y Ciencias de la Educación 3 340 y para Jurisprudencia 1 266.

En total en estas cuatro carreras se registraron 13 340, pero para todas las áreas que la UCE ofrece solo hay cupos para 6 000 alumnos, para primer año y otros 7 000 para propedéutico.

Ivonne Dávila, de 27 años, estudió Jurisprudencia hace tres años. Al principio de su carrera era optimista, trabajaba en un estudio jurídico y se puso su propio consultorio. “En los estudios no te pagan bien. Y en mi consultorio me di cuenta de que no había mercado para los abogados”. Por eso decidió estudiar a distancia Comunicación Social en la Universidad Técnica Particular de Loja y hacer una maestría en Desarrollo Local y Territorio en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).

Dr. Edgar Samaniego, Rector U. Central

Sobre las carreras con mayor demanda.


Ahora Dávila labora en una área diferente a sus estudios. Está en el departamento de Relaciones Internacionales del Ministerio de Cultura. Revisa convenios, elabora proyectos de inversión y planea actividades de cooperación técnica.

Marcelo Almeida, director de la carrera de Jurisprudencia de la UCE, explica que no hay una planificación por parte del Estado para insertar a profesionales. “El universo de abogados en el país está entre 50 000 y 60 000. Sí hay proporción entre los existentes y las necesidades pero están concentrados en Quito y Guayaquil. Ese es el problema”.

En Medicina, en cambio, hay un déficit de médicos especialistas. Según el Ministerio de Salud faltan 3 000 en el país, pero hay escasez de posgrados. Juan Cevallos, de 35 años, es médico general hace cuatro años, pero trabaja como visitador médico.

En el caso de los administradores de empresas el principal problema es el sueldo bajo debido a la competencia. Claudio Arcos, presidente del Colegio de Administradores de Pichincha, precisa que la remuneración de un administrador no va más allá de los USD 500. “No hay plazas de trabajo para nosotros pero sí oportunidades propias como la creación de empresas”.

Ese fue el caso de Cristian Tinoco. Él egresó hace seis años de Administración, pero no encontró trabajo. “Cuando egresé tuve a mi hijo y no me alcanzaban las chauchas como ayudante de contabilidad, me puse un negocio con mi esposa”. Hace un año labora en su tienda de víveres y pañales, en el sur de Quito.

Los profesionales de Filosofía también enfrentan trabas para desenvolverse en su campo. María Simbaña, de 27 años, se graduó en el 2008 como licenciada en Física pero donde laboraba le pagaban USD 3 la hora. Prefirió quedarse con el negocio familiar que era más rentable. Atiende en una carnicería, en Tumbaco. “Lo que estudié me sirve para ayudar a mis hijos en sus tareas”.

Augusto Espinosa, subsecretario de Educación Superior, dice que en el país se gradúan 70 000 estudiantes cada año, en promedio. “El 60 y 70% corresponden a carreras de ciencias administrativas y de la educación”. Y anota dos causas para que los estudiantes sigan optando por estas carreras: las universidades privilegian estas ,porque son fáciles de ofrecer y no tienen mayores costos. Y la segunda es la falta de información que tiene el alumno sobre las opciones de trabajo.

Las cifras

De los 22 868 alumnos que se inscribieron para ingresar a la UCE, 6 000 pasaron las pruebas académicas y 7 000 deberán realizar el curso propedéutico. El resto (9 868 aspirantes) se quedó fuera.

Según datos de la Senescyt uno de cada dos postulantes universitarios elige el área de ciencias sociales, educación comercial y derecho.

La misma Senescyt señala que solo tres de cada 10 postulantes demanda ingresar a carreras vinculadas a áreas estratégicas de la producción.

El país necesita más técnicos

¿Qué tipo de profesionales requiere el país? El Subsecretario de Educación Superior, Augusto Espinosa, afirma que el país requiere profesionales vinculados a áreas del conocimiento como la biociencia, nanociencia, tecnologías de la información y comunicación e ingenierías. Aclara que planifican para incentivar las carreras más pertinentes para el desarrollo del país y dice que para el próximo año desde esta Cartera de Estado se determinarán cuántos cupos se deben ofertar en una determinada carrera.

"Difundiremos las estadísticas de desempleo y subempleo de los graduados en las carreras tradicionales. Ahí descubriremos que éstas son altas". A nivel general, la tasa de desempleo nacional es de 5%, a junio.

Wellington Ríos, decano de la Facultad de Administración de la UCE, dice que sí existe mercado para quienes estudian Contabilidad y Auditoría.

"Tenemos empresas y con los controles y exigencias del SRI, se necesitan más de estos profesionales". Al Estado le cuesta entre USD 1 000 y USD 8 000 el año de estudio de cada alumno, según la carrera. "Si no se desempeña en la profesión que estudió es una pérdida económica ", dice Espinosa.

Califique
2
( votos)