Tiempo de lectura: 9' 25'' No. de palabras: 1436

Mónica Pesántez/directora del Centro de Hemocentro Nacional de la Cruz Roja Ecuatoriana (CRE).

¿A qué acuerdo llegaron la Cruz Roja Ecuatoriana (CRE) y el Ministerio de Salud Pública (MSP) para manejar los bancos de sangre?

A ninguno. No hemos recibido respuesta del MSP. Por EL COMERCIO nos enteramos que el 14 de agosto se iba a decidir el rumbo a tomar. Hemos tenido tres reuniones con el MSP en las cuales pedimos el plan de transferencia con el cual podamos trabajar la estrategia de salida.

¿Cuál fue la propuesta que la CRE planteó al MSP?

El 5 de julio del 2010, CRE presentó una propuesta que incluye dos modelos: la transferencia total del sistema de bancos al MSP y un modelo mixto, en el cual el MSP norma, controla la calidad, define el financiamiento, la cobertura y con nuestra experticia administramos los bancos. No tenemos respuesta a los dos modelos.

¿Cuál de estos dos modelos es el más viable?

La factibilidad le corresponde al MSP, quien propuso asumir el sistema de bancos de sangre, pero tampoco conocemos el estudio de factibilidad. Con base en las capacidades existentes, hay un sistema de sangre de la CRE con una gran experticia y una cobertura del 70%.

¿Es real que en otros países el modelo mixto se desarrolla con éxito?

En el 2010 Nicaragua expidió una norma para concentrar el procesamiento de sangre, lo que permite manejar de mejor forma la calidad. Los ejemplos exitosos que se están aplicando a escala internacional han tomado años. En Holanda, de 22 bancos que había en 1998 se pasó a cuatro en 10 años, con un trabajo conjunto entre el Ministerio y CRE. Hoy solo hay un solo centro procesador de sangre. A los modelos concentradores donde se unifica calidad y costos es hacia donde caminamos los bancos de sangre. No a la dispersión.

El MSP cuestiona que los costos de procesamiento de la sangre en la CRE son muy altos, ¿es esto es real?

En el 2010 nos correspondía implementar tres nuevas tecnologías automatizadas e informatizadas. Esto significó un incremento del costo que se acordó con una comisión del MSP. Los costos están en relación con las nuevas tecnologías; por ejemplo, pasamos de una técnica de biología molecular de cero a 12 dólares, solo en reactivos, que nos garantiza una mayor seguridad. La propuesta de CRE cumple el art. 75 de la Ley de Salud, que dice que los bancos de sangre deben realizar pruebas de grupo de factor, serológicas acorde con la reglamentación, perfil epidemiológico y los avances tecnológicos.

¿Cuál es el costo promedio en la región y en qué posición está el Ecuador?

En EE.UU. un concentrado de glóbulos rojos es de USD 180; a nivel de República Dominicana, Nicaragua es de USD 56 a 60 y la propuesta de CRE es de USD 52,80 por hemocomponente (…). La sangre no es gratuita, tiene un costo de procesamiento y, para poderla entregar al usuario, alguien tiene que asumir ese costo.

Pero además de los costos, el MSP observó que el 90% de los bancos no cumple con los procesos…

El Viceministro (Nicolás Jara) se equivoca. Entiendo que se refiere a un estudio del 2008, contratado por el Conasa para el MSP; ahí tengo que aclarar que se miden a 20 servicios de sangre y no solo a los de la CRE, participan el IESS, Metropolitano, Vozandes; la metodología que se usa es de estándares de calidad de la OPS y de la norma ISO para certificación de un sistema de gestión de calidad; es decir, se evalúan procedimientos de gestión, evaluación y control, no cómo se ejecuta el proceso. Para ser más clara, si el MSP no tiene certificación en calidad no por eso significa que no trabaje con procesos (…), no se puede confundir un criterio de gestión de calidad con la calidad del servicio o del producto, CRE trabaja con calidad. No todos los bancos trabajan con el certificado de la norma ISO, esa es la diferencia.

¿En qué se ha avanzado desde que salió este estudio, para mejorar el sistema?

El Viceministro olvidó referirse a las conclusiones del estudio, que en un 90% se refiere al trabajo que debe realizar la autoridad sanitaria, como actualizar normas, control de calidad. En el país no hay estándares para medir el papel del MSP en la hemovigilancia, es decir, en el seguimiento que se hace al paciente que recibió sangre. En las recomendaciones dice que el MSP debe establecer una red de servicios de salud transfusional, entiendo que el MSP quiere establecer 122 ó 123 servicios, nosotros trabajamos con 32, de los cuales 12 trabajan 24 horas al día. En cuanto a las normas son del 99, 2004 y lo que sí ha hecho el MSP es la aprobación de la política de sangre en marzo del 2011. Eso es lo nuevo.

¿Qué tan importante es la hemovigilancia y por qué no se la hace?

Al ser un producto que salva vidas (la sangre) debe ser bien utilizada y administrada en la patología y en la cantidad que requiere el paciente. No se han formado comités que vigilen esto, dentro de los servicios de medicina transfusional. No hay una comisión que se reúna para fortalecer el sistema nacional de sangre.

Hasta que se logre un acuerdo con el MSP, ¿en qué avanza la CRE?

Seguimos implementando el modelo de concentración, que iniciamos en el 2006 y este es el año de centralización de todas las pruebas de sangre. Con el anuncio que dio el MSP de asumir la gestión se ha retrasado, pero tenemos contemplado cumplir con la concentración hasta diciembre del 2011 y con esto se logra calidad y costo único.

¿Los costos se mantendrán hasta llegar a un acuerdo?

Sí, estamos facturando los costos 2009 (USD 36,02 por hemocomponente), pero no los podemos sostener. Implementar tres tecnologías y estar a la expectativa de que se cumplan los acuerdos con el MSP nos llevó a pedir un préstamo de USD 250 000 en enero y este mes deberíamos cubrir el pago total. Aparte que el MSP no nos está reconociendo el costo justo, se atrasaba mucho en los pagos y recién se ha puesto al día. Pero cumplimos con todos los cupos solicitados por el MSP.

¿Por qué el MSP insiste en que no tienen capacidad para cubrir la demanda?

Cubrimos todas las solicitudes del MSP, a través de tres convenios entregamos un promedio de 8 000 hemocomponentes mensuales, que es más del cupo establecido. El 2010 nos pagaron USD 2 050 000 para cubrir 62 000 hemocomponentes y este año nos van a pagar, con el nuevo costo, unos tres o cuatro millones, pero va a ser mucho menos que la inversión a la que se refiere el Viceministro de USD 19 millones para el primer año. Si suma las inversiones que van a hacer, al Estado le convendría más trabajar con la CRE, porque ya es un sistema instalado y con gran cobertura; lo que hay que hacer es fortalecer el sistema. Y no hay un estudio de la demanda en el país, lo que hemos hecho es cubrir con donantes voluntarios y compensatorios.

Pero el MSP dice que faltan 150 000 donantes.

Es un error decir que hay un déficit de sangre, lo que hay es un déficit de donantes voluntarios, pero la Ley habla de que es responsabilidad del MSP realizar la promoción de la donación voluntaria y la política del MSP dice que solo hay que trabajar con donantes voluntarios y ahí viene el problema. Hablar de 200 000 donantes es algo que exige estrategias a corto, mediano y largo plazos. Lo que necesitamos es donantes repetitivos y no sabemos si tendrán la confianza de donar al MSP.

¿Cómo se hará la transferencia total del servicio si no hay un acuerdo?

Esto exige un adecuado plan de transferencia, estar claros de la factibilidad y el plan mínimo puede durar dos años, porque se trabaja con vidas.

HOJA DE VIDA

Mónica Pesántez

Su experiencia. Es directora del Centro de Hemocentro Nacional de la Cruz Roja Ecuatoriana (CRE).
    
Su punto de vista. Considera que al Estado le convendría más trabajar con la Cruz Roja Ecuatoriana, porque ya es un sistema instalado y con gran cobertura. Agrega que  lo que se debe hacer   es fortalecer el sistema de bancos de sangre que está funcionando.

Califique
2
( votos)