Tiempo de lectura: 1' 33'' No. de palabras: 230

De cada 100 pacientes hospitalizados, siete en países desarrollados y 10 en países en desarrollo adquirirán al menos una infección asociada con el cuidado sanitario.

Ingresar a un hospital es mucho más arriesgado que volar, dijo ayer la Organización Mundial de la Salud (OMS). “Si usted fuera internado mañana en cualquier país (...) sus opciones de ser objeto de un error en su atención serían algo así como una entre 10. Sus posibilidades de morir a causa de un error en la asistencia médica serían de una entre 300”, dijo Liam Donaldson, director de la Alianza Mundial por la Seguridad del Paciente de la OMS. Mientras tanto, las posibilidades de morir en un accidente aéreo son de uno por cada 10 millones de pasajeros, según Donaldson, ex responsable de Sanidad de Inglaterra. “Esto demuestra que el cuidado de la salud a escala mundial todavía tiene un largo camino que recorrer”, dijo.

Los pacientes deberían preguntar y ser parte de la toma de decisiones en los hospitales, que deben usar normas básicas de higiene y listas de control de la OMS para asegurar que se siguen procedimientos seguros.

Más del 50% de infecciones adquiridas pueden prevenirse si los trabajadores sanitarios se lavan las manos con agua y jabón o con gel desinfectante con alcohol antes de tratar a pacientes.

Califique
2
( votos)