Tiempo de lectura: 3' 4'' No. de palabras: 457

Yolanda Cedeño llegó con su hijo Juan de cuatro años desde el asentamiento poblacional Los Florones, en la mañana del pasado 17 de este mes. Esta madre de familia esperaba en los pasillos aledaños hacia el área de consulta externa, su niño estaba con una fuerte gripe y necesitaba atención médica urgente. Por lo menos ahora aquí huele bien, hay pocas moscas pero el calor sigue molestando, comentaba. Entre las mejoras que son palpables en el Verdi Cevallos está la limpieza.

Se ha contratado una empresa por tres meses para que se encargue del aseo de la parte externa e interna de la casa de salud, comentó Julio González director.

Los trabajos de mayor urgencia como la remodelación del laboratorio están por ser contratados. “Esto no es cosa de la noche a la mañana, hay que seguir ciertos procesos”, agregó el funcionario.

El laboratorio funcionará en el área administrativa mientras se realizan los trabajos de readecuación. En el laboratorio se realizan un promedio de 300 exámenes por día, la demanda se mantiene con relación a inicios de año.

Yolanda Pinargote vive en la ciudadela Briones en Portoviejo. Esta robusta mujer cuenta que debe tener mucha paciencia, cuando solicita ayuda para que realicen exámenes de laboratorio. “Los trabajadores son amables pero tienen limitaciones. Para extraernos la sangre nos sentamos en una silla un poco maltrecha que está en la entrada del laboratorio frente al escritorio de la secretaria. Los tubos de ensayo donde se deposita las muestras están en unos recipientes de plástico, no sé si eso sea lo adecuado”.

El personal entre secretarias, trabajadores contables, auxiliares entre otros será trasladado a un nuevo sitio que se adecúa en la parte posterior del hospital. También se han contratado seis médicos para el área de triaje y seis ingenieros para agilitar el tema de mantenimiento. Una compañía de guardias de seguridad se encarga de la vigilancia en las puertas de acceso y en los interiores. El objetivo es regular el ingreso de visitantes, que meses atrás habían causado inconvenientes entre el personal médico y los pacientes.

Un nuevo sistema informático también fue contratado con la empresa Cesa de Quito. La idea es tener enlazados, a través de computadores a todas las áreas del hospital, si un médico prescribe un medicamento a una paciente, esa orden llegará directamente a la farmacia a través del sistema informático. Esto permitirá tener un mejor control, no solo de las medicinas, sino de todo el movimiento de este centro.

Para los trabajos de rehabilitación se requieren unos USD 5 millones, según el director.

Califique
2
( votos)