Tiempo de lectura: 2' 50'' No. de palabras: 456

Desde el 2011, la Fiscalía de Santo Domingo ha conocido ocho denuncias médicas por supuesta mala práctica médica. Pero ninguno ha llegado a sentencia, por varias razones.

Los implicados no han asistido a las audiencias, no se ha iniciado indagaciones o los demandantes desistieron de las acusaciones. Esto último porque no tenían recursos o llegaron a un acuerdo con el demandado.

La mayoría de denuncias han sido contra casas de salud privadas (cinco). El resto, contra hospitales públicos.

La próxima semana está previsto que se realice una audiencia contra los tres médicos que fueron vinculados con la muerte de Nury Herrera.

El 26 de noviembre pasado, ella ingresó a una casa de salud con labor de parto; tuvo a su bebé, pero quedó en estado vegetativo.

Su esposo, Roberto Ordóñez, presentó la denuncia N° 230101812010296. La audiencia debía hacerse la semana pasada, pero los galenos no asistieron al juzgado. “El abogado me dijo que si vuelven a faltar, para la tercera citación se podría usar a la Fuerza Pública”.

Herrera falleció el 7 de abril. Su esposo quedó a cargo del recién nacido. Tenía un restaurante, pero tuvo que venderlo para asumir los gastos fúnebres de su esposa, los requerimiento de su pequeño y el trámite legal. “Ya no sé qué hacer. Estoy desesperado. Solo quiero que se haga justicia y se castigue a los responsables”.

Alexandra Anchundia, delegada provincial de la Defensoría del Pueblo, reconoció que es limitada la ayuda que el organismo puede dar a los denunciantes.

Afirmó que en los artículos 23 y 24 del Reglamento de Trámites de Quejas se establece que si en ocho días el denunciante no sigue el caso, este puede ser cerrado.

“Nosotros no tenemos el poder coercitivo para proceder con las denuncias. Únicamente las direccionamos a las entidades competentes y nosotros vigilamos que se realicen correctamente, defendiendo los derechos humanos”, agregó Anchundia.

Según la Dirección Provincial de Salud, en el 2011 se registraron 17 denuncias por supuesta mala práctica médica.

Este año no hay cifras. Ingrid Loor, asistente judicial de la Dirección, explicó que no se cuenta con el personal suficiente para receptar las denuncias.

Otros casos

El 20 de marzo pasado,  José Palacios denunció que el bebé que esperaba su esposa falleció en circunstancias que no han sido aclaradas mientras daba a luz en un hospital público.  

El 19 de diciembre, Marco Mera denunció a una clínica porque  le cortaron la vejiga a su esposa, durante el parto.    

El 25 de mayo del 2011,  Hilda Zambrano ingresó a una clínica para hacerse una endoscopia, pero le provocaron una parálisis.


Califique
2
( votos)